La cumbre UE-África sella un nuevo pacto para promover la ayuda al desarrollo y la democracia

No se ha alcanzado un consenso para renovar los acuerdos comerciales.- Mugabe censura la "arrogancia" de algunos líderes europeos, al referirse en especial a Angela Merkel

Lisboa / Madrid - 09 dic 2007 - 14:40 UTC

Los líderes europeos y africanos han clausurado hoy una cumbre de dos días con la firma de un pacto que promueve la ayuda al desarrollo y la democracia. La cumbre ha sido considerada como un intento de Europa para ganar terreno perdido en África y combatir la creciente influencia de China en el continente.

El primer ministro de Portugal, José Sócrates, ha calificado la reunión entre 80 países como un hecho "histórico" que ha "pasado página" en las relaciones de los dos continentes. La reunión ha tenido muchos puntos de consenso, pero también desacuerdos, uno de ellos el relacionado con los nuevos pactos de asociación comercial propuestos por Europa y el otro sobre la situación en Zimbabue.

Más información

Los dirigentes de la Unión Europea y de la Unión Africana han asegurado que la cumbre entre los dos continentes fue un éxito y han negado que las diferencias para renovar algunos acuerdos comerciales hayan supuesto alguna ruptura.

El presidente de Senegal, Abdulayé Wade, ha afirmado antes de la clausura en Lisboa que la mayoría de los países africanos ha decidido rechazar los nuevos acuerdos de asociación comercial (APE) propuestos por la UE. Asimismo, ha dicho a los líderes que Europa casi había perdido la carrera por la influencia en África.

Por su parte, el presidente de la comisión de la Unión Africana, Alfa Omara Konaré, ha expresado la disponibilidad de los países africanos para "continuar negociando y buscar fórmulas de consenso". Sobre la misma materia, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha dicho que los europeos quieren garantizar una "transición suave" en esos acuerdos comerciales, de tipo preferencial y que deben ser modificados antes de que acabe este año por imperativo de la Organización Mundial de Comercio.

Europa está dispuesta a debatir las "preocupaciones" de sus socios, ha agregado Barroso, quien ha recordado que la firma de esos acuerdos no era un objetivo de esta cumbre y que la UE ofrece un mercado 100% abierto.

Para Sócrates, cuyo país desempeña la presidencia de turno de la UE, la conferencia ha tenido un desarrollo extraordinario y sus resultados superan un punto muerto en las relaciones euroafricanas que había durado muchos años. La cumbre UE-Africa, aprobó varios documentos en los que ambos bloques relanzan el diálogo y la cooperación conjunta y establecen un programa de acción para incrementar el desarrollo, el comercio y promover la paz y la democracia.

Mugabe, el centro de la discordia

Por su parte, el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, ha salido hoy al paso de las críticas que ha recibido en Lisboa, y ha censurado la "arrogancia" de los líderes europeos, y ha aludido en especial a la canciller alemana, Angela Merkel, a la que calificó de "portavoz" del primer ministro británico, Gordon Brown.

Por su parte, el alto representante para la Política Exterior de la UE, Javier Solana, le ha respondido que es el pueblo zimbabuense el primero que sufre la falta de derechos humanos y el deterioro económico bajo el régimen de Mugabe, aunque ha apuntado que Bruselas está dispuesta a normalizar sus relaciones con Zimbabue si mejora la situación interna.

Mugabe ha intervenido en la cumbre euro-africana tras escuchar ayer las críticas, entre otros, de Angela Merkel, quien sostuvo que Zimbabue "daña la imagen" del conjunto del continente africano.

Por una inmigración controlada y el desarrollo de África

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha concretado hoy la apuesta de España por el desarrollo de África y anunció la apertura de 13 escuelas taller en el continente, un plan de infraestructuras y cupos migratorios que comenzarán con recolectores de fresa procedentes de Mali.

En la rueda de prensa que ha ofrecido en Lisboa para hacer balance de la II Cumbre UE-África, Zapatero se ha mostrado convencido de que Europa "adquiere grandeza política y ética" con esta reunión, una de las más importantes que, en su opinión, ha celebrado la UE en su historia.

Tras recordar el gran esfuerzo de España en los últimos cuatro años, triplicando la ayuda al desarrollo dirigida a África (de 500 millones de euros a 1.500 millones de euros), Zapatero ha explicado que en las numerosas reuniones bilaterales que ha mantenido durante la Cumbre ha constatado que el modelo español de cooperación es "el modelo útil y el que quieren los países africanos".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50