Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abrumadora victoria del partido de Putin en las legislativas, según los primeros resultados

Con el 30% del voto escrutado, Rusia Unida consigue más del 63% de los votos.- Los comunistas, con apenas un 11%, anuncian que recurrirán al Supremo, al igual que los nacionalistas

Como se preveía, los rusos han dado hoy un respaldo abrumador al partido Rusia Unida del presidente, Vladímir Putin. Con el 30% de los votos escrutados, el partido del presidente obtiene un 63,6% de los votos en las elecciones legislativas, por un exiguo 11,3% de los comunistas. Casi 109 millones de rusos estaban llamados a ejercer el voto para elegir los 450 escaños de la Duma estatal, la Cámara baja rusa. La jornada ha transcurrido con tranquilidad y sin incidentes, aunque el Partido Comunista ya ha anunciado que recurrirá al Supremo los resultados, al igual que los nacionalistas.

Con un 30% del voto escrutado, Rusia Unida consigue con un 63,6% de los votos, incluso más que lo que pronosticaba un primer sondeo a pie de urna, que cifraba la victoria en el 61%. La segunda fuerza política será, con esos resultados, el Partido Comunista, con un 11,3%, mientras que el nacionalista Partido Liberal Democrático se queda con un 10%. Finalmente, Rusia Justa, el partido del jefe de la Cámara alta, Serguéi Mirónov, obtiene un 7,2%, apenas por encima del mínimo necesario para contar con algún asiento en la Duma. Serán los únicos partidos con presencia en la Cámara, ya que los prooccidentales Yabloko y la Unión de Fuerzas de Derechas no llegan al mínimo. El presidente de la Comisión Electoral Central, Vladimir Churov, ha rechazado las alegaciones de fraude de la oposición y ha dicho que las escasas violaciones no son significativas en el resultado.

Tras conocerse los primeros resultados, el líder de Rusia Unida, Boris Gryzlov, ha dicho que las legislativas han sido un "referéndum sobre la política de Vladimir Putin" y, por tanto, constituyen "victoria" personal del presidente. Aunque admite que se haya podido cometer alguna violación en los comicios, sostiene que no han tenido ningún impacto en el resultado final. "No ponen en duda el resultado", ha sentenciado.

Efectivamente, los comicios estaban planteados como un referéndum sobre la gestión de Putin, que, aunque no se presentará a la reelección en marzo del año que viene, pretende seguir ejerciendo una fuerte influencia sobre los destinos del país. En este sentido, Gryzlov ha anunciado que el partido elegirá a un candidato a la presidencia en el congreso de Rusia Unida, que se celebrará este mes.

Mientras, y ya antes de que se conocieran los resultados, el Partido Comunista, la única oposición real a Putin, aunque con escasos medios, ya ha anunciado que rechazaría los resultados y que los recurrirá ante el Tribunal Supremo. "Un grupo de abogados ya han comenzado a preparar las demandas para recurrir los resultados del voto en la Corte suprema", ha dicho Vadim Solovyev, jefe del servicio jurídico de los comunistas, a la agencia rusa RIA. Por el mismo camino iban su jefe, Genadi Ziuganov, líder del PC, que ha dicho que "no tiene confianza" en los resultados y ha pedido al Kremlin que "deje de violar al país".

Participación

En vista de la escasa emoción de los resultados, los rusos han votado con toda tranquilidad en una larguísima jornada electoral que comenzó ayer por la noche en el extremo oriental del país y se ha extendido hasta las 18.00 GMT de hoy debido a la enorme extensión del país -Rusia tiene once husos horarios. Apenas cuatro horas antes del cierre de colegios, la participación era del 54,8%, lo que hacía prever a la Comisión Electoral que la participación final sería superior al 60%, superior al 56% de las últimas legislativas, las de 2003.

Al ejercer su derecho al voto el presidente del país, Vladímir Putin, con semblante sonriente y acompañado de su esposa, ha dicho: "Gracias a Dios la campaña electoral ya terminó. Estoy seguro de que el elector ya ha hecho su opción, y sólo le resta votar por el partido cuyo programa le parece más convincente, votar por aquellos en quienes confía".

Pese a las bajas temperaturas y a la certeza del resultado final, los rusos han acudido a votar en un ambiente festivo. A pesar de tratarse de unos comicios legislativos, los electores tenían en la cabeza que realmente representaban un referéndum sobre la gestión de Putin, que encabezaba la lista de Rusia Unida.

Fraude

Además de la denuncia de fraude de los comunistas, el líder opositor y ex campeón mundial de ajedrez Gari Kaspárov, aseguraba hoy en una entrevista publicada en la prensa italiana que el presidente ruso "quiere gobernar" como el dictador soviético Yosef Stalin y "vivir" como el magnate ruso Román Abramovich. Kaspárov ha dicho además que las elecciones legislativas "son una farsa" y el resultado está "ya decidido". "Terminará con el dominio total de Rusia Unida (la formación que lidera Putin) gracias a los numerosos fraudes. Un tercio de los electores tendrá un Parlamento en el que no está representado", ha señalado Kaspárov.