Los alemanes se preparan para otra gran huelga ferroviaria

El Gobierno ha levantado la voz de alarma ante el previsible impacto económico en la región

Alemania se enfrenta hoy de nuevo a una doble huelga que ha convocado el sindicato de maquinistas GDL y afectará al transporte de mercancías y al de viajeros. Antes de la medianoche y durante 62 horas, se paralizará el servicio de mercancías, y poco después serán los trenes de cercanías y larga distancia los que dejarán de circular.

Desde el Gobierno se ha levantado la voz de alarma ante el previsible impacto que esta huelga generalizada de los transportes ferroviarios puede causar en la población y en la economía. Según han apuntado algunos economistas, los desastrosos efectos económicos llegarán incluso a sentirse en buena parte de la región europea.

"Incluso sin saber con exactitud cuánto puede llegar a afectar en la economía, la huelga ferroviaria tendrá un efecto económico importante", ha dicho el portavoz gubernamental, Thomas Steg. La canciller alemana, Angela Merkel, también ha advertido de los problemas económicos que provocarán las huelgas.

Más información

La semana pasada una huelga de 42 horas paralizó el 90 por ciento de las rutas de mercancías y costó a la economía alemana unos 50 millones de euros por día. Una cifra que podría aumentar hasta los 500 millones de euros si siguen las protestas y no se alcanza un acuerdo.

Los empleados de la compañía Deutsche Bahn han asegurado que están dispuestos a mantener el intenso pulso con la operadora ferroviaria en su lucha por mejorar las condiciones salariales.

Lo más visto en...

Top 50