Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinado el gobernador de una provincia chií del sur de Irak

La policía arresta a un jefe de Al Qaeda y descubre 14 cadáveres en Bagdad

El gobernador de la provincia chií de Muzana, en el sur de Irak, falleció hoy víctima de un atentado contra el vehículo en que viajaba hacia su oficina,al estallarse al paso un artefacto explosivo. Mohamed Ali al Hasan es el segundo gobernador iraquí asesinado en menos de dos semanas. El dirigente de Al Qaeda Rakan Abu Saleh y cinco de sus ayudantes han sido arrestados por las fuerzas de seguridad iraquíes en Mosul.

Las fuentes añadieron que el gobernador, que pertenece al Consejo Supremo Islámico de Irak (CSI), presidido por Abdelaziz al Hakim, viajaba desde su residencia en Romeiza a su oficina en Samawa, capital de la provincia, 280 kilómetros al sur de Bagdad.

Las autoridades locales han decretado el toque de queda después del suceso, que ocurrió a las 08.15 hora local (04.15 GMT) y en el que también resultaron heridos dos guardaespaldas.

Mohamed Ali al Hasan es el segundo gobernador iraquí asesinado en menos de dos semanas, después de Yalil Hamza, máxima autoridad en la región de Qadisiya (sur), quien murió en un atentado similar junto al jefe provincial de la policía.

Las milicias chiíes, en muchos casos enfrentadas, controlan las provincias meridionales del país, especialmente el llamado "Ejército del Mahdi", leal al clérigo radical Muqtada al Sadr, y sus rivales de la Brigada Badr, que pertenecen al CSI de Hakim.

El CSI es el principal partido político de Irak y la mayor fuerza dentro de la coalición chií Alianza Unida Iraquí, a la que pertenece el primer ministro, Nuri al Maliki.

El dirigente de Al Qaeda Rakan Abu Saleh y cinco de sus ayudantes han sido apresados por las fuerzas de seguridad iraquíes en Mosul, 400 kilómetros al norte de Bagdad, donde fueron hallados 14 cadáveres sin identificar que presenta signos de tortura, ha anunciado hoy un alto mando de la policía iraquí.

Abu Saleh, que se encontraba atrincherado junto a sus cinco ayudantes en un refugio de insurgentes en el momento de su detención, pertenece a la organización Estado Islámico de Irak (en la que está englobada Al Qaeda) y está acusado de participar en la concepción de varios ataques terroristas, entre ellos una serie de atentados suicidas en Tel Afar, donde han muerto cientos de personas en los últimos meses.