_
_
_
_

Brazaletes 'hello kitty' para corregir la falta de disciplina

Los policías de Bangkok estarán obligados a usar pulseritas rosas para mejorar su conducta laboral

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Los agentes de Bangkok, la mayor ciudad del sudeste asiático, que no cumplan a rajatabla con sus obligaciones laborales serán sancionados con una pulserita de 'hello kitty'. Faltar al trabajo, llegar tarde o informar con retraso de las operaciones policiales acarreará una multa de uno o varios días en compañía del gatito rosa, la caricatura infantil japonesa éxito de ventas en todo el mundo.

El coronel Pongpat Chayapan, responsable de la división anticrimen tailandesa, ha explicado que la pulsera "debe contribuir a promover la disciplina entre los agentes". Desde su perspectiva, "hará sentir culpables a los policías que no cumplan de manera correcta con sus funciones".

La norma está copiada de las iniciativas de tolerancia cero que se aplicaban en los cuerpos policiales de Nueva York, la conocida como teoría de las "ventanas rotas" ("broken windows"). Esta formula fue elaborada en 1982 por dos expertos en criminología, James Wilson y George Kelling. Pero cuando el alcalde Rudolph Giuliani dio el visto bueno a esta nueva política hubo cierta desconfianza de que pudiera rendir algún fruto.

AP
Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_