Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia venderá a Libia un reactor nuclear para desalinizar agua

Nicolás Sarkozy y Muamar Gadafi sellan varios acuerdos bilaterales en materia industrial, militar y cultural

Francia venderá a Libia un reactor nuclear para desalinizar agua
Rafa Höhr

La visita del presidente francés Nicolás Sarkozy a Trípoli, donde fue recibido por el líder libio Muamar Gadafi, ha concluido con la firma de varios acuerdos bilaterales en materia de cooperación militar, industrial y cultural entre los que destaca la venta de un reactor nuclear para la desalinización de agua.

Claude Guéant, secretario general del Elíseo y principal vínculo de Sarkozy con el régimen libio, ha explicado que el reactor atómico servirá para el abastecimiento de agua potable, "escasa en Libia", mediante "una energía renovable como la nuclear". "Es una señal política fuerte porque significa que los países que respetan las reglas internacionales para la energía nuclear, como Libia, pueden poseer un equipamiento nuclear útil para sus necesidades civiles", ha subrayado Guéant.

Cooperación militar, industrial y cultural

Otro de los acuerdos suscritos durante el encuentro de Sarkozy y Gadafi establece las bases de una cooperación militar e industrial, que podría materializarse con la venta de aviones de combate 'Rafale', helicópteros de combate 'Tigre' y misiles, según el diario francés 'La Tribune'.

Un tercer acuerdo, firmado por el ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, y tres más, sellados por el ministro delegado de Cooperación, Jean-Marie Bockel, consisten en el establecimiento de intercambios universitarios, investigación y cooperación en materia cultural.

Sarkozy ha asegurado que todos estos acuerdos firmados con el régimen libio no están relacionados con la liberación el martes de las cinco enfermeras búlgaras y el médico palestino, detenidos en Libia durante ocho años y medio acusados de haber inoculado el virus del sida a cientos de niños. En las conversaciones con Gadafi estuvieron también presentes el proyecto del presidente francés para la creación de una Unión Mediterránea, la inmigración irregular desde Libia o el conflicto de Darfur.

La visita de Sarkozy era la segunda de un jefe de Estado francés a la capital libia tras la realizada por Jacques Chirac en 2004, y constituía la primera escala de una gira que hoy le lleva a Senegal y mañana a Gabón.