Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turquía refrenda en las legislativas el islamismo moderado de Erdogan

Los kurdos tendrán por primera vez representación parlamentaria

Erdogan y Gül celebran el triunfo flanqueados por sus esposas
Erdogan y Gül celebran el triunfo flanqueados por sus esposas EFE

El gobernante Partido de la Justicia y del Desarrollo (AKP) ha logrado una contundente victoria en las elecciones legislativas celebradas ayer en Turquía. Los islamistas moderados comandados por el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, han obtenido un 46,4% de los votos, con el 100% de los sufragios escrutados, un 13% más que en los últimos comicios de 2002. Con este resultado, aún provisional, se ahuyentan los temores de una islamización del país esparcidos por la oposición laica y las fuerzas ultranacionalistas.

Tres partidos políticos, además de 23 candidatos independientes, entrarán en la Gran Asamblea Nacional (Parlamento) cuando se forme de nuevo.

Discurso hacia los laicistas

Ante las cámaras de televisión y tras lograr un triunfo abrumador, Erdogan ha dicho que esta victoria no hará arrogante a su partido, sino que incrementará la responsabilidad sobre sus espaldas. En un discurso ante sus seguidores que celebraban la victoria del AKP frente a la sede central del partido en Ankara y que ha sido seguido en directo por la televisión, Erdogan ha asegurado que su gobierno "continuará con la lucha para hacer de Turquía un miembro de la UE".

"Quiero dirigirme a mis ciudadanos que no votaron por el AKP. Estad seguros, no importa por quien votaseis, seréis respetados. Tener diferentes puntos de vista es la riqueza de la democracia", ha dicho Erdogan para calmar los miedos del electorado secular, que temen una islamización de su estilo de vida con un AKP fuerte. "Llevaremos nuestro estado democrático, secular y social al nivel de la civilización contemporánea, allá adonde apuntó como objetivo Mustafá Kemal Atatürk", ha asegurado.

Gobierno en solitario

El AKP podrá gobernar cómodamente en solitario, aunque el partido de Erdogan pierda una quincena de los 356 diputados actuales (se queda con 350) y, en todo caso, superará con facilidad el mínimo requerido para una mayoría absoluta de 276 diputados. Al conocerse los primeros resultados, una multitud de personas se concentraba ante la sede del AKP en Ankara para celebrar unos datos que sólo habían pronosticado los sondeos más optimistas.

El segundo partido representado en el hemiciclo es, al mismo tiempo, el gran perdedor de la jornada, el laicista Partido Republicano del Pueblo (CHP), que ha obtenido un 20,8%, apenas un punto porcentual más que hace cinco años. En realidad, no ha sabido capitalizar el miedo a un supuesto programa de islamización del AKP, pese a tener en sus manos una situación coyuntural inmejorable y contar con el apoyo de una muy influyente institución: el Ejército turco.

La mayoría de los analistas políticos atribuyen este pobre resultado de los seculares del CHP precisamente a la amonestación del Ejército, que tiene un historial de tres golpes de Estado desde 1960, ya que la población parece haber considerado que debía defender al partido en el Gobierno y que los militares no tenían vela en este entierro. Las fuerzas armadas interfirieron en la política el pasado abril con una advertencia al AKP por querer imponer como candidato a la Presidencia de la República al ministro de Asuntos Exteriores, Abdullah Gül, considerado por el estamento castrense como otro elemento más en el programa de islamización del Ejecutivo.

La tercera formación en acceder al Parlamento será el Partido de Acción Nacionalista (MHP), que se ha apuntado el 14,2% de los votos, frente a un escuálido 8,3% de 2002, que no le permitió entonces tener diputados al existir en Turquía un umbral mínimo del 10%. En realidad, los ultranacionalistas del MHP han sabido sacar partido del miedo real o imaginario a una islamización a cargo de los islamistas moderados del AKP.

Presencia kurda

Por primera vez en la historia del país, los kurdos estarán representados en el Parlamento con cerca de 23 diputados independientes, que formarán un grupo parlamentario llamado Partido de la Sociedad Democrática (DTP). El jefe de este partido, Ahmet Türk, ha comentado que usarán este grupo para lanzar un nuevo proceso para actuar "en una Turquía democrática en la que los kurdos puedan expresarse con libertad". "Intentaremos lograr estos objetivos mediante la reconciliación y diálogo", ha dicho el dirigente a la televisión.

La delicada cuestión kurda será una de las primeras cuestiones que aborde el Parlamento, según Erdogan. Desde que el ilegalizado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado como el brazo armado del DTP, comenzó la lucha armada en 1984, más de 35.000 personas han muerto en Turquía, ante todo miembros de esta guerrilla, además de soldados turcos y miembros de la población.

La UE felicita a Erdogan

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha felicitado hoy al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, por su "impresionante" victoria en las elecciones celebradas ayer.

"Felicito al primer ministro turco, señor Erdogan, por su impresionante victoria en las elecciones nacionales", indica Barroso en un comunicado. "Se produce -añade- en un momento importante para el pueblo de Turquía, dado que el país avanza hacia las reformas políticas y económicas".

Barroso subraya también que el primer ministro Erdogan se ha comprometido personalemente a continuar el camino del país hacia la Unión Europea y le desea todo tipo de éxitos en su nuevo mandato.

Más información