Detenido el supuesto criminal de guerra serbobosnio Zdravko Tolimir

Se trata de uno de los colaboradores más próximos a Mladic y está inculpado por la matanza de Srebrenica

El general serbobosnio Zdravko Tolimir, uno de los seis acusados por crímenes de guerra por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) que permanecía huido, ha sido detenido en Serbia, según ha confirmado la fiscalía de la corte con sede en La Haya (Holanda).

Tolimir, de 59 años, considerado uno de los colaboradores más próximo del acusado más buscado, el general Ratko Mladic, está inculpado como uno de los responsables de la matanza de unos 8.000 musulmanes de Srebrenica, en 1995, pocos meses antes de terminar los tres años y medio de guerra. Según la acusación, el general Tolimir, como ayudante de Mladic, estaba informado del plan de expulsión de la población musulmana de Srebrenica y Zepa, y participó además activamente en la ejecución del mismo.

El primer ministro serbobosnio, Milorad Dodik, ha informado de la detención a la fiscalía, que ha confirmado que "están en curso los preparativos para el traslado de Tolimir al TPIY". La detención de Tolimir se ha producido en la frontera entre Serbia y Bosnia, según la cadena de televisión B92, tras una acción conjunta de la policía de ambos países, cuando el fugitivo intentaba cruzar la frontera.

La cooperación con el TPIY que supone la captura y entrega de los acusados es una de las principales condiciones que Bruselas exige para facilitar el deseado acercamiento de Serbia y de Bosnia a la Unión Europea.

Tolimir se jubiló en 1996, poco después del fin de la guerra en Bosnia (1992-1995), y una década más tarde, en 2005, el TPIY hizo pública la acusación en su contra. En Belgrado, Rasim Ljajic, presidente del Consejo Nacional de Serbia de cooperación con el TPIY, ha declarado hoy a la emisora de televisión pública serbia RTS que Tolimir fue en un periodo el principal organizador de una red de ayuda al prófugo general Mladic, al que facilitó la huida para eludir a la Justicia. Sin embargo, posteriormente no ha habido informaciones de que Mladic y Tolimir se escondieran juntos, según Ljajic, quien ha asegurado que los otros cinco acusados de crímenes de guerra aún prófugos "no pueden dormir tranquilos".

Ljajic ha anunciado una intensificación de las operaciones para su captura y extradición a La Haya. "Esta no será la única acción", ha afirmado Ljajic. El responsable de cooperación con el TPIY ha exigido a los acusados que se entreguen voluntariamente a la corte internacional.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Zdravko Tolimir, en una imagen de 2006
Zdravko Tolimir, en una imagen de 2006AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS