Reportaje:

Desnudos contra el senador

Más de 600 campesinos se despojan de su ropa tres veces al día en una calle de la capital mexicana para protestar contra un legislador al que acusan de robar tierras y de represión

Más de 600 campesinos mexicanos, mujeres y hombres, adultos y jóvenes, se desnudan desde abril pasado tres veces cada día en una calle de la capital de México para protestar contra el senador Dante Delgado, que fue gobernador de su Estado, el de Veracruz, al que acusan de despojarles de sus tierras.

El grupo se denomina Los 400 Pueblos, nombre que procede de una marcha que se registró en 1970 y en la que participaron 400 pueblos de México, según explica Judith Romero, miembro del consejo del movimiento.

El grupo de campesinos se concentra este año diariamente sin ropa y de forma pacífica contra Dante Delgado desde el pasado 11 de abril en el monumento a Cuauhtémoc, en el Paseo de la Reforma de la capital mexicana, aunque sus acciones de protesta las llevan a cabo desde 2002.

Los 400 Pueblos acusa directamente al senador Delgado, quien fue gobernador de Veracruz de 1988 a 1992, de haber despojado injustificadamente de 2.000 hectáreas de terreno a 14 pueblos y de haber encarcelado a 350 campesinos en 1992.

Los campesinos esperan una respuesta a una denuncia que presentaron el 11 de diciembre de 2006 en el Senado contra Delgado y no piensan dejar su original forma de protesta hasta recibir una respuesta.

"Sólo somos campesinos, no tenemos otras armas y lo único que tenemos es nuestro cuerpo para llamar la atención", explicó Nereo Cruz, otro miembro del consejo.

Las mujeres y hombres protestan desnudos por separado, por pudor, y además los varones llevan puesto un taparrabos con la foto del senador Delgado.

No vale como 'tapanalgas'

Dicen usar su imagen como taparrabos y no como tapanalgas porque Delgado es un "lamehuevos" y "es donde le corresponde estar", dijo en broma Judith.

Agregó que los varones llevan el taparrabos para que sea menos agresivo verlos desnudos.

Ellas, en cambio, se quitan toda la ropa porque consideran que "es una ofensa del Gobierno" que permita que las mujeres tengan que desnudarse.

Los 400 Pueblos llevan desnudándose en la capital desde 2002, aunque para entonces ya llevaban 10 años de protestas más tradicionales.

Inicialmente se manifestaban vestidos e hicieron una huelga de hambre frente al Senado, pero los legisladores se fueron de vacaciones sin darles una respuesta. "En la desesperación de ver que el Gobierno estaba muy cerrado, algunos compañeros decidieron desnudarse", recordó Judith.

Al principio, los capitalinos los recibieron "con rechazo" porque entre los mexicanos "se ve mal" que las mujeres se desnuden en público o delante de otras personas, explicó.

Pero Judith lo tiene claro: "Seguimos luchando porque es lo único que no perdemos, la esperanza y la dignidad. Por dignidad estoy aquí, dando la cara, no como Dante Delgado".

Lo más visto en...

Top 50