Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos seis muertos y decenas de heridos tras estallar una bomba en Ankara

Fuentes policiales dejaron entrever que el rebelde Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) podría ser responsable del ataque

Al menos seis personas han muerto y otras 80 han resultado heridas por una explosión ocurrida la tarde de este martes en un gran centro comercial en Ankara en la hora más concurrida. Fuentes policiales han indicado a la cadena de noticias NTV que en el atentado ha sido utilizado el tipo de explosivo A-4 y han dejado entrever que el rebelde Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) podría ser responsable del ataque.

La televisión local ha informado de que la explosión pudo ser causada por un paquete dejado en una parada de autobús, una bomba accionada por control remoto en la entrada del centro comercial o por la acción de un terrorista suicida. Kemal Onal, gobernador de Ankara, ha explicado que la explosión se produjo en la entrada del centro comercial Anafartalar, un edificio de siete pisos situado en la plaza de Ulus, y que el explosivo fue colocado entre la entrada principal del centro y una parada de autobús.

La explosión ha ocurrido en plena campaña de elecciones generales anticipadas, fijadas para el 22 de julio, que convocó el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, tras una profunda crisis desatada entre su gobierno, de moderada tendencia islamista, y amplios sectores laicos, que ven con recelo una posible islamización del país.

"Turquía camina hacia las elecciones, así que varias organizaciones terroristas podrían intentar desestabilizarlas. Espero que el pueblo turco no pierda su sentido común", ha afirmado el profesor y comentarista político Emre Kongar.

Erdogan también se ha desplazado al lugar de la explosión para inspeccionar las investigaciones e informó de que una de las víctimas mortales y cuatro personas heridas eran de nacionalidad pakistaní. "A pesar de todas las medidas de seguridad que hemos tomado, ha sucedido este incidente. Nuca se sabe dónde golpeará el terrorismo. Tenemos que unirnos firmemente contra el terrorismo", ha dicho el jefe del Gobierno.

Por su parte, los militares turcos habían acusado anteriormente a los kurdos iraquíes de dar apoyo al PKK en el norte de Irak y a Estados Unidos por no luchar lo suficiente contra este grupo étnico. El 13 de marzo de 1999, 13 personas murieron en un ataque con cócteles molotov lanzado contra un centro comercial en Estambul.