Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Cuando Mickey Mouse incita al odio

El Gobierno palestino retira un programa infantil donde el personaje dibujado por Walt Disney anima a actuar para alcanzar el liderazgo árabe en el mundo

Tan sólo tres capítulos ha durado el programa infantil Los pioneros del mañana emitido por Al Aqsa TV, la emisora por satélite del partido islamista palestino Hamás, antes de que el escándalo que ha provocado acabase con él. El Gobierno palestino ha decidido interrumpir las futuras emisiones después de que la asociación Observatorio de Medios Palestinos (PMW) denunciara que el conductor del programa infantil, disfrazado de forma muy parecida a Mickey Mouse, lanzara mensajes pidiendo la eliminación de Israel y el triunfo del islam en todo el mundo.

Con voz impostada y simpática, Farfur -nombre de esta versión palestina del Mickey Mouse- se dirigía a los los niños en el que podría parecer un programa normal de entretenimiento infantil. Sin embargo, a pesar de la coreografía y del ambiente inocente, el presentador aprovechaba cualquier posibilidad para colar mensajes más propios de las asociaciones islamistas más radicales.

Acompañado de una niña pequeña de nombre Saraa, Farfur enseñaba a los niños la importancia tanto de las oraciones cotidianas como de tomar leche cada día. Con preguntas retóricas a Saraa, este peculiar Mickey Mouse ejemplificaba a los pequeños espectadores como había que rezar cinco veces al día hasta que se consiguiese "el liderazgo islámico en el mundo".

"Venceremos, Bush; venceremos, Condoleezza"

La pequeña asistenta, que probablemente no ha cumplido aún los 10 años, anunciaba que los niños responderían ante Alá por lo que habían o no habían hecho para la mezquita de Al Aqsa, en Jerusalén. Según el Observatorio de Medios Palestinos, el guión del programa era bastante sofisticado.

Las performances de Farfur resultan divertidas y entretenidas para los niños. Por ejemplo el imitador de Mickey Mouse ritmaba: "Venceremos, Bush; venceremos, Condoleezza; venceremos, Sharon" y, sin perder el ritmo, " Sharon no, ya está muerto".

Después de recibir varias quejas, el Ministerio de Información palestino ha decidido retirar el programa de antena para su "revisión" porque, como ha declarado el ministro Mustafa Barghouti en un comunicado, el programa mostraba un "enfoque erróneo sobre la lucha palestina contra la ocupación israelí".