Francia apela a sus socios de la Unión Europea para frenar la 'caza de brujas' polaca

Varsovia amenaza con destituir a un eurodiputado que se niega a firmar una declaración sobre su pasado político

París / Madrid - 27 abr 2007 - 08:37 UTC

El caso del eurodiputado liberal polaco Bronislaw Geremek se ha convertido en la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de la Unión Europea respecto a uno de sus socios: Polonia. Este país, por orden del Gobierno conservador de los gemelos Kaczynski, quiere obligar a políticos, periodistas y académicos a declarar por escrito que nunca colaboraron con el régimen comunista. Geremek, que fue un disidente durante la época comunista, se niega a firmar dicho documento, por lo que Varsovia baraja su destitución. Ante esta situación, un socio de gran peso en la UE, Francia, ha apelado hoy al resto de Estados miembros a "actuar" frente a la deriva polaca.

Más información

Francia ha hecho un llamamiento a sus socios de la UE y del Parlamento Europeo para que pidan "oficialmente" a Polonia que deje en su puesto de eurodiputado a Geremek. La petición ha provenido del ministro de Asuntos Exteriores galo, Philippe Douste-Blazy, en declaraciones a la emisora de radio Europe 1.

"Es aterrador que se pueda poner en entredicho a un diputado democráticamente elegido" porque se opone a la ley de verificación, ha afirmado Douste-Blazy.

Geremek, que fue una figura de la disidencia polaca en la era comunista, ha anunciado que no cumplirá la "ley de verificación" que obliga a altos cargos, políticos, sindicalistas y otros a declarar si colaboraron o no con la represión comunista, con lo que se expone a ser privado de su mandato de eurodiputado.

Polonia y el universo de George Orwell

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

En una entrevista con el eurodiputado que hoy publica el diario EL PAIS, Geremek declara: "Polonia se mueve en un universo que recuerda al de George Orwell", en referencia al autor de la novela 1984 que describe una sociedad ultravigilada por las autoridades.

El eurodiputado, que también ha sido ministro de Exteriores de su país, recibió hace dos días el apoyo casi unánime del Parlamento Europeo, cuyo presidente, Hans-Gert Pöttering, prometió "examinar todas las posibilidades legales" para que el diputado pueda continuar su trabajo.

Francia ha hecho un llamamiento para que Polonia deje en su puesto al eurodiputado Geremek, quien se niega a firmar un documento sobre su pasado político.
Francia ha hecho un llamamiento para que Polonia deje en su puesto al eurodiputado Geremek, quien se niega a firmar un documento sobre su pasado político.REUTERS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50