Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fiesta y diversión en el carnaval judío

El Purim conmemora la anulación del decreto que ordenaba matar a todos los judíos

Un grupo de jóvenes judíos ortodoxos cantan y bailan durante la festividad judía del Purim, en la localidad de Mea Shearim, en Jesuralén.
Un grupo de jóvenes judíos ortodoxos cantan y bailan durante la festividad judía del Purim, en la localidad de Mea Shearim, en Jesuralén. EFE

Desde el pasado jueves y hasta este lunes Israel celebra el Purim. Se trata de una celebración judía que resalta la victoria bíblica sobre Haman el malo, el consejero del rey que quizo exterminar a los judíos de Shushan, en Persia, en el año 450 a.C. Es una especie de carnaval judío que conmemora la anulación del decreto que ordenaba dar muerte a todos los judíos en el Imperio Persa.

A pesar de que Purim es considerado uno de los días más alegres del calendario hebreo, los judíos tienen la obligación de ayunar y orar en la víspera, en recuerdo de los judíos persas que ayunaron y oraron a Dios para que les salvara del inminente conflicto que los llevaría a su aniquilación y exterminio por parte de Hamán y sus seguidores en el ejército del Imperio Persa.

Tras el ayuno, los judíos hacen un gran banquete en el que se acostumbra a beber vino y recitar cánticos. Asimismo, es obligación enviar regalos a los amigos y dar caridad a los pobres y también se acostumbra a disfrazar a los niños pequeños.