Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa asegura que la mina que mató a la soldado española no fue activada por control remoto

Zapatero presidirá la ceremonia oficial de recepción de los restos mortales de la militar que llegan esta madrugada

Un avión militar con el cadáver de Idoia Rodríguez partió este jueves de Herat con destino a Manás (Kirguizistán), donde espera otro avión de las Fuerzas Aéreas Españolas para repatriar el cuerpo.
Un avión militar con el cadáver de Idoia Rodríguez partió este jueves de Herat con destino a Manás (Kirguizistán), donde espera otro avión de las Fuerzas Aéreas Españolas para repatriar el cuerpo. EFE

Una mina anticarro de entre 6,2 y 6,9 kilos de explosivo, usada habitualmente por la insurgencia, causó la explosión que provocó la muerte de la soldado Idoia Rodríguez Buján al paso del convoy militar en el que viajaba en Afganistán, según el informe preliminar sobre el ataque, difundido hoy por Defensa. Por otra parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, presidirá esta madrugada en el aeropuerto de Lavacolla (Santiago de Compostela) la ceremonia oficial de recepción del féretro con los restos mortales de la militar, según ha informado la Secretaria de Estado de Comunicación.

El ministerio indica en su comunicado que las primeras conclusiones de los investigadores apuntan a que "el sistema de accionamiento utilizado es el propio de la mina, es decir, por presión, pudiendo concluirse que la rueda delantera izquierda del vehículo la accionó al pisarla"."Por los desperfectos ocasionados al vehículo, el radio y la profundidad del socavón tras la explosión y por la forma del mismo, redonda y no ovalada propia de un explosivo de circunstancias (IED), el artefacto empleado puede ser una mina anticarro utilizada por la insurgencia en más de una ocasión, de entre 6,2 y 6,9 kilos de explosivo", señala el documento del Estado Mayor de la Defensa. Esto contradice las primeras hipótesis, que apuntaban a la posibilidad de que se hubiera tratado de una mina activada por control remoto.

Por otra parte, el féretro con los restos mortales de la soldado Idoia Rodríguez Buján y el alférez herido César Muñoz Pantoja llegarán esta madrugada a la zona militar del aeropuerto de Lavacolla (Santiago de Compostela), según han informado a Europa Press fuentes militares. Un avión Boeing 707 de la Fuerza Aérea Española aterrizará en torno a las 3.00 horas en el aeródromo gallego, procedente de de la Base Aérea de Manás (Kirguistán). Un juez militar junto a familiares de la fallecida se encargará allí mismo del reconocimiento del cadáver y determinará entonces si procede realizar una autopsia.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que presidirá la ceremonia de recepción de los restos mortales de la soldado lucense, impondrá a la soldado la Cruz del Mérito Militar con distintivo amarillo, según ha informado la Presidencia del Gobierno en un comunicado. Junto a él acudirán al aeropuerto de Lavacolla el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general de Ejército Félix Sanz, y el jefe de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable, general de Brigada José Prieto.

El cuerpo de la soldado y el alférez herido iniciaron esta mañana el viaje de regreso a España desde la Base de Apoyo Avanzado de Herat a bordo de un avión Hércules de la Fuerza Aérea. Finalmente el cabo Laíño tuvo que quedarse ingresado en el Hospital de Campaña de la base española al haber sido intervenido quirúrgicamente para extirparle el bazo.

Alonso defiende la continuidad de las tropas en Afganistán

"Afganistán es un foco de radicalismo y fundamentalismo que hay que contener". Con estas palabras ha defendido esta mañana el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, la presencia y continuidad de las tropas españolas en Afganistán, pese al dolor que causó ayer la muerte de una soldado en lo que el ministro califica de "atentado talibán".

El ministro ha participado esta mañana en Los desayunos de TVE, donde ha explicado las circunstancias del ataque en el que ayer perdió la vida la soldado y resultaron heridos dos de sus compañeros. Alonso ha dicho que, personalmente, tiene "pocas dudas" de que se trató de "un atentado terrorista talibán" perpetrado con un artefacto "de muy alta potencia" y ha admitido que en Afganistán existe "una situación objetiva de riesgo" y una "realidad de inseguridad", que puede incluso empeorar con la llegada de la primavera, por lo que las tropas españolas han aumentado "claramente" las medidas de seguridad.

No obstante, ha reiterado que la intención de España es continuar con la presencia militar en Afganistán, misión que ha calificado de "decente y noble" que tiene como objetivo generar esa seguridad, amenazada por "el terrorismo, el narcotráfico y la proliferación de grupos y señores de la guerra fuertemente armados". "Afganistán es un foco de radicalismo y fundamentalismo que hay que contener", ha dicho Alonso, que sostiene que la misión española es "positiva", destinada a "ayudar a un país que lo necesita mucho por deber ético y también por conveniencia política". Además, dice que la presencia en Afganistán de los soldados españoles y los de los otros 36 países que participan en las misiones de la ONU y la OTAN "ha mejorado las condiciones del país".

Respecto a las circunstancias del atentado, Alonso ha dicho que se está investigando si la mina que afectó al vehículo de la soldado fallecida estalló “porque se pisó, o con un cable, o con una radiofrecuencia que puede evitar el efecto de los inhibidores". El ministro ha confirmado que la ambulancia blindada (MR) en la que viajaba la fallecida y los heridos no contaba con este dispositivo, pero sí los vehículos anterior y posterior, "cumpliendo el protocolo".

Ante el deterioro de la situación en Afganistán, Mariano Rajoy, ha anunciado que pedirá la comparecencia del presidente del Gobierno para que explique "la verdad de lo que ocurre en Afganistán", y ha acusado a José Luis Rodríguez Zapatero de actuar "con disimulo o como si tuviera mala conciencia" cuando habla de la situación en ese país. Para Rajoy, es importante que el presidente explique a los españoles que las Fuerzas Armadas están en una misión "con mucho riesgo y peligros", y ha negado que estén en Afganistán en misión humanitaria, como aseguró el jefe del Gobierno cuando compareció en el Congreso.