Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bielorrusia suprime el arancel que provocó el corte de suministro de petróleo ruso

El consorcio estatal ruso Transneft vuelve a bombear crudo a Europa por los oleoductos bielorrusos

Bielorrusia ha decidido hoy suprimir el arancel al tránsito de petróleo por su territorio que ha causado en los últimos días problemas de suministro de crudo a algunos países europeos y un conflicto comercial entre Minsk y Moscú. Una vez conocida la decisión, se espera que el consorcio estatal ruso Transneft reanude el bombeo de crudo por los oleoductos que pasan por Bielorrusia. Algunas fuentes dicen que ya lo ha hecho, aunque el presidente del consorcio asegura que aún no.

El primer ministro bielorruso, Serguéi Sidorski, ha enmarcado la decisión de su Gobierno en una serie de acuerdos alcanzados hoy en una conversación telefónica entre los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko. La medida aprobada por el Ejecutivo en Minsk es crucial para resolver el conflicto comercial entre ambos países, que se tradujo en el corte del suministro de crudo ruso por territorio bielorruso con destino a Polonia, Alemania, República Checa, Eslovaquia y Hungría.

El pasado día 1 de enero, el Gobierno de Minsk decretó un arancel sin precedentes (45 dólares por tonelada) sobre el crudo ruso en tránsito hacia Europa. De esa forma, el régimen del autoritario Lukashenko trataba de compensar las pérdidas que le acarrean los nuevos impuestos rusos (vigentes también a partir de la misma fecha) sobre el crudo exportado a Bielorrusia.

Sidorski ha dicho que el jueves viajará a Moscú para reunirse con su colega ruso, Mijaíl Fradkov, y juntos cumplir la orden de sus presidentes de elaborar un plan de solución de la crisis y presentarlo el viernes para su aprobación a Putin y Lukashenko. El objetivo es que ambos países, dentro de la Unión Aduanera en la que participan, "vuelvan al régimen de relaciones comerciales sin aranceles aduaneros para el crudo, los derivados de petróleo y otros sensibles grupos de mercancías”, ha dicho el Sidorski.

Al poco de conocerse la noticia, se esperaba que el consorcio estatal ruso Transneft reanudase el bombeo de crudo hacia Europa por territorio bielorruso. Algunas fuentes han asegurado que ya se ha hecho, aunque el presidente del grupo monopolístico, Sergei Grigorev, citado por la agencia rusa Itar-Tass, ha dicho que aún no se ha comenzado a bombear dado que aún no cuentan con la autorización oficial.

Transneft interrumpió el pasado día 8 el bombeo de crudo con destino a Europa occidental a través de Bielorrusia tras denunciar que ese país estaba extrayendo ilegalmente petróleo de un oleoducto que pasa por su territorio.