Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los servicios de inteligencia franceses alertan de un plan para hundir el túnel bajo el canal de La Mancha

El atentado iba a llevarse a cabo en Navidades y debía ser casi tan espectacular como el 11-S

El diario británico The Observer informa hoy de un supuesto plan terrorista destinado a hundir durante estas Navidades el tunel que une Francia y Reino Unido bajo el canal de La Mancha. Esta conspiración aparece en un informe secreto de los servicios de inteligencia franceses; iba a ser llevada a cabo por terroristas europeos (probablemente británicos, descencientes de paquistaníes), pero estaba siendo dirigida desde Pakistán.

Los servicios secretos franceses tuvieron noticia de esta amenaza a principios de año gracias a un chivatazo de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA). Agentes de ambos lados del canal han rastreado los casi medio centenar de kilómetros que mide el túnel, pero el nivel de alerta continúa alto, según el informe, fechado el pasado 19 de diciembre.

Según los agentes franceses, el nivel de comunicaciones entre supuestos terroristas islámicos no ha sido tan intenso desde 2001, el año en el que un ataque de la red Al Qaeda causó casi 3.000 muertos en Estados Unidos (el conocido como 11-S). Fuentes de la inteligencia estadounidense señalan que el nivel de riesgo está “por las nubes”.

El pasado año viajaron ocho millones de pasajeros en los trenes que cruzan ese tunel. “Un ataque con éxito en esa instalación sería casi tan espectacular como el del 11-S”, ha dicho un experto en lucha antiterrorista al diario británico. El informe francés también relata un proyecto de Al Qaeda para lanzar “una oleda de ataques en un país europeo sin identificar, planeados y llevados a cabo desde Siria e Irak”; el periodo de mayor riesgo va del pasado mes de septiembre a abril del año que viene.

Los servicios secretos británicos hicieron público hace poco que mantenían bajo vigilancia a más de 200 redes y 1.600 individuos sospechosos en ese país; además, había localizado casi 30 planes terroristas “ligados en muchas ocasiones a Al Qaeda en Pakistán”.