Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia alerta sobre la posibilidad de nuevas revueltas en los suburbios un año después

Anoche varios jóvenes se enfrentaron a la policía a las afueras de París tras incendiar un autobús

Un conductor de autobuses observa los restos del vehículo quemado anoche en Grigny.
Un conductor de autobuses observa los restos del vehículo quemado anoche en Grigny. AP

El ambiente en los barrios conflictivos franceses, especialmente en la periferia de París, sigue en tensión, un año después de la ola de violencia urbana en el país, advierten los servicios de información de la policía francesa (RG) en un informe confidencial citado hoy por el diario Le Figaro.

"La mayor parte de las condiciones que hace un año llevaron al estallido de la violencia colectiva en una gran parte del territorio metropolitano siguen reunidas", afirman los RG, que se muestran especialmente inquietos sobre la región de París (Ile-de-France).

Fue en Clichy-sous-Bois (afueras de París) donde la muerte de dos jóvenes que se refugiaron en un transformador eléctrico para huir de la policía desató el 27 de octubre de 2005 la ola de violencia que durante tres semanas azotó a los barrios conflictivos de decenas de ciudades francesas y llevó a las autoridades a decretar el estado de emergencia.

Ayer, en Grigny, también a las afueras de París, varias decenas de jóvenes se enfrentaron a la policía después de incendiar un autobús, vaciado de viajeros, y otros tres vehículos. No hubo heridos. Encapuchados y armados con barras de hierro, los jóvenes se enfrentaron con los agentes del orden. Un muchacho de 13 años, supuesto autor del incendio del autobús, fue detenido, ha informado la policía.

En su informe, los RG se muestran especialmente inquietos por la situación en los barrios periféricos de París, y se refieren al peligro de que la presencia de los medios de información en esas zonas con motivo del aniversario de la ola de violencia contribuya a atizar las tensiones. Consideran que la gestión de la situación en Clichy-sous-Bois en los próximos días será "un elemento determinante para anticipar" el surgimiento de problemas y su eventual propagación a otros sectores. Esa localidad puede "bascular en todo momento en la violencia": "una cierta actividad febril es muy perceptible entre una parte de sus jóvenes", advierte el informe del pasado día 11 y que expresa temor a que se aviven las tensiones a medida que se acerque el 27.

Los RG consideran que la amenaza en los barrios periféricos de París será "más aguda" en sectores en los que ha crecido la tensión en las últimas semanas y señalan que los indicadores de violencia urbana en el departamento de Yvelines suben desde abril pasado.

El informe observa por lo general un incipiente relanzamiento de la violencia urbana después del verano y advierte del riesgo de desbordamientos "ya no espontáneos, sino estructurados" que lleven a ataques contra "los últimos representantes institucionales aún presentes en ciertos sectores: la policía".