El joven que abrió fuego en una universidad de Montreal se creía un "ángel de la muerte"

Kimveer Gill tenía 25 años y escribía en una 'web' mensajes como "amo a las pistolas y odio a las personas"

El hombre armado que murió ayer abatido por la policía en una universidad de Montreal después de matar a una mujer y herir a 19 personas ha sido identificado como Kimveer Gill. Era un iluminado que se consideraba "un ángel de la muerte", según ha explicado la Policía. Gill, de 25 años, vivía en un suburbio de Montreal y escribía sobre su amor a las armas en la página www.vampirefreaks.com bajo el nombre de Trench. También tenía un blog lleno de fotos suyas apuntando con armas automáticas.

Más información

Gill vivía obsesionado por las armas y la muerte. En esta web, dedicada a la cultura gótica, declaró: "Amo a las pistolas y odio a las personas". Gill dijo en otro de sus reveladores mensajes que su lema de vida era el de "vivir rápidamente, morir joven y dejar tras de sí un cuerpo mutilado", según ha revelado la policía. En una de las imágenes encontrada en la web, Gill aparece ataviado con una gabardina negra y con una pistola automática bajo la leyenda: "Preparado para la acción". En otra de las fotografías, sujeta otra arma automática en la que se lee en el pie de foto: "Creo que tengo una obsesión por las armas". Y en otra más, dice: "La cólera y el odio se cuecen a fuego lento dentro de mí". De todas las armas que dice amar, su favorita es la Tech 9, de la que dice "qué mal, están prohibidas en Canadá".

Además, según la Policía, su videojuego favorito era uno sobre la masacre de Columbine, Super Columbine Massacre, que apareció el 20 de abril de 2005. Gill tenía además un blog (diario en la Red), que escribía en inglés bajo el nombre Fatality666. Las entradas de su diario online, en las que cuenta sucesos mundanos de su vida como la limpieza de sus lentillas, están plagadas de referencias a letras de rock duro y otro juegos violentos de ordenador. En las fotos, se le ve blandiendo armas y con un cuchillo de caza. En cuanto a sus 19 víctimas, de entre 17 y 48 años, las autoridades sanitarias han indicado hoy que seis de los heridos están en estado grave y, de ellos, peligra la vida de dos. El tiroteo protagonizado por Gill se produjo en la cafetería de la Universidad de Dawson, situada en el centro de Montreal y que tiene matriculados a unos 10.000 estudiantes de edades comprendidas entre los 16 y los 19 años.

"Era como una película"

El joven, vestido con ropas militares negras y botas y con el pelo cortado al estilo punk Mohawk -una cresta y rapado por los lados- abrió fuego a sangre fría. En un primer momento medios locales dijeron que se podría tratar de tres atacantes y que había cuatro muertos -los agresores y una mujer-, pero posteriormente la policía confirmó que fue un único agresor, que había sido "neutralizado". La policía también sugirió inicialmente que el atacante se había suicidado. Sin embargo, el director de la policía, Yvan DeLorme, aclaró en una conferencia de prensa que "sobre la base de la información que tenemos, el sospechoso fue abatido por la policía".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El portavoz de las fuerzas de seguridad Ian LaFreniere descartó que hubiese habido más agresores al decir que "la búsqueda de otros atacantes ha concluido" por parte de los agentes del equipo de respuesta rápida. Los policías entraron en la cafetería y mantuvieron un intenso tiroteo con el hombre que se atrincheró detrás de una máquina de venta de alimentos, señaló una estudiante testigo del incidente. Finalmente, el hombre cayó abatido bajo una lluvia de fuego, agregó. En las imágenes de los hechos difundidas por cadenas de televisión se puede ver a numerosos estudiantes huyendo a las calles adyacentes, algunos de ellos con las camisetas ensangrentadas.

"Yo le vi disparar varias veces, era como una película. Me refugié en una clase", ha explicado Michel Boyer, un alumno de la Universidad, a la cadena CBC. "Todos llorábamos", ha agregado. Otra estudiante, Devansh Smri Vastava, ha contado que vio como el agresor entró en el comedor y "empezó a disparar a la gente", tras lo cual los profesores dijeron a los alumnos que evacuaran el lugar. Hoy, las banderas ondeaban a media asta en toda la provincia de Quebec, de 7,4 millones de habitantes. El suceso les recuerda la masacre de la Escuela Politécnica, ocurrida también en Montreal. El 6 de diciembre de 1989, un hombre armado mató en este centro a 14 jóvenes antes de suicidarse. El asesino, Marc Lepine, de 25 años, dejó una carta de tres páginas en la que decía que las feministas habían arruinado su vida y nombraba a 19 mujeres relevantes de la región a las que quería matar. Además, en 1992 un profesor de la Universidad de la Concordia mató a cuatro compañeros.

Kimveer Gill apuntando en una foto tomada de la página vampirefreaks.com.
Kimveer Gill apuntando en una foto tomada de la página vampirefreaks.com.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción