Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición recorta la ventaja de Lula para las elecciones de octubre

Dos encuestas acusan el retroceso del presidente brasileño

La diferencia que mostraban las encuestas de intención de voto entre el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y su principal rival en las elecciones de octubre, Geraldo Alckmin, se redujo entre seis y 13 puntos en un mes, de acuerdo con dos sondeos divulgados ayer. Según la encuesta del Instituto Vox Populi, la intención de voto de Alckmin, principal candidato de la oposición, subió del 23% en mayo al 32% en junio, en tanto que la de Lula cayó del 49% al 45% en el mismo período.

La diferencia entre ambos se redujo 13 puntos porcentuales, desde los 26 que había en mayo hasta los 13 de junio, según Vox Populi, que entrevistó a 2.000 personas entre el 22 y el 24 de junio. La candidatura de Alckmin, que renunció a la gobernación de Sao Paulo en mayo pasado para iniciar su campaña, fue oficializada hace semanas por el opositor Partido de la Social Democracia Brasileña, la formación del ex presidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002).

En la otra encuesta, divulgada ayer por la firma Datafolha, se confirmó el repunte de Alckmin. Según Datafolha, la preferencia en Alckmin subió del 22% en mayo al 29% en junio y la de Lula apenas pasó del 45 al 46% en el mismo lapso, por lo que la diferencia entre ambos candidatos cayó seis puntos porcentuales (desde 23 a 17).

Lula sería reelegido, no obstante, sin necesidad de disputar una segunda vuelta si las elecciones se realizaran hoy, porque cuenta con el 54% de los votos válidos, según las estimaciones de Datafolha. En el sondeo se entrevistó a 2.828 electores en 117 ciudades del país entre el 28 y el 29 de junio. Como tercera favorita para Datafolha figura la senadora por el Partido Socialismo y Libertad, Heloisa Helena Carvalho, con el 6% de las intenciones, y el cuarto, el socialdemócrata Cristovam Buarque, aspirante por el Partido Democrático Laborista, con el 1%.

Tanto Heloisa Helena como Cristovam Buarque, que fue el primer ministro de Educación de Lula, eran dirigentes del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) y aliados del jefe del Estado, pero se apartaron de la formación oficialista por divergencias con la política económica.

La candidatura del jefe del Estado a la reelección fue anunciada oficialmente el pasado sábado por el PT, la formación que Lula ayudó a fundar en 1980, que lo postuló a la Presidencia en otras cuatro elecciones y con la que gobierna desde el 2003.