Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de las 4.500 empresas del programa Petróleo por Alimentos pagó sobornos a Sadam

Entre las más de dos mil compañías que pagaron comisiones figuran 45 españolas

Un total de 2.400 empresas, más de la mitad de las 4.500 que participaron en el programa de la Organización de Naciones Unidas Petróleo por Alimentos para Irak, están implicadas en el pago ilegal de comisiones y sobornos a Sadam Husein, según ha adelantado hoy The New York Times y han confirmado horas después fuentes oficiales de Naciones Unidas.

El informe final de la comisión independiente, dirigida por Paul Volcker, ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos y hombre de gran prestigio internacional, refleja estos hallazgos en un documento de 500 páginas en el que se detalla las compañías corruptas de más de 60 países que eludieron los controles de Naciones Unidas. El país con más empresas participantes es Rusia, seguido de Francia, ambos miembros permanentes del Consejo de Seguridad con derecho a veto.

El programa, que comenzó en diciembre de 1996 y finalizó en 2003, nació como la más ambiciosa operación puesta en marcha en los 60 años de existencia de la ONU. El plan de ayuda contemplaba la asistencia a la población iraquí con alimentos y medicinas en los años del embargo económico contra el régimen de Sadam Husein. De esta manera, se permitió que saliera petróleo de Irak por un valor de 64.200 millones de dólares y entraran en ese país bienes por 34.500 millones de dólares. Pero el programa se convirtió en una fuente de ingresos extras para el entorno de Sadam Husein, del que se calcula que cobró 1.800 millones de dólares en sobornos y comisiones.

45 empresas españolas pagaron comisiones

En el extenso documento, divulgado en la sede de la organización en Nueva York, se detalla que 139 empresas implicadas pertenecen al sector petrolero, y las restantes 2.253 son compañías que pagaron comisiones para que se las eligiera a fin de enviar asistencia humanitaria a Irak.

Una veinta de empresas petrolíferas, ninguna española, pagaron sobornos para obtener el crudo. Entre las que pagaron comisiones para vender bienes y servicios, sí aparecen 45 compañías españolas. El régimen de Sadam Husein exigía a estas empresas el pago mediante el establecimiento de dos tipos de comisiones, uno por "servicios posventa" y otro por "transporte interior". De las 3.614 compañías que participaron en el programa, la mayor parte, 2.253 accedieron a estos pagos, asegura el informe.

Entre las empresas españolas citadas aparecen Dominion, que es la que obtuvo el mayor contrato. Esta empresa está especializada en equipamiento industrial, y obtuvo un contrato de 24 millones de dólares, lo que le obligó a desembolsar una comisión de cerca de medio millón de dólares. También figura Cunado Internacional, dedicada también a conducciones, que obtuvo un contrato de 13 millones de dólares y pagó una comisión de 1,3 millones. Otra empresa que recibió un importante contrato, por importe de 10 millones de dólares, fue Ringo Válvulas, también dedicada a servicios para la industria petrolífera, y que pagó una comisión de casi un millón de dólares. Otras mencionadas son Industrias Lacteas Asturianas, que obtuvo un contrato de cuatro millones, así como Bombas Omega, Rayana Cape Vermey, Refratechnik Ibérica, Robibine Ibérica, Elemento de Distribución, y Automóviles Utilitarios (AUSA).

El informe cita a un político español

El informe cita a un político español identificado como "Javier Robert". En el documento se recogen varios datos sobre la afiliación o posición del intermediario, al que en ocasiones se refiere como parlamentario y en otras como miembro del "Spanish People's Party", que podría traducirse como el "Partido Popular Español".

De acuerdo con todos los indicios, "Javier Robert" puede ser la reproducción fonética por parte de funcionarios iraquíes de la identidad real del intermediario, ya que no existe ningún político español con ese nombre. Según el informe, el supuesto "Robert" -que se trata del único ciudadano español que aparece en el documento- recibió 9,9 millones de barriles del antiguo régimen iraquí, y los vendió como intermediario a varias empresas europeas. En el documento se precisa que la mayor parte de esa asignación, 7,2 millones de barriles, se vendieron a dos empresas de Liechtenstein, dos francesas y una suiza.

En el informe figura como previsto que "Robert" debía haber vendido los restantes 1,5 millones a la sociedad española Amposta SL, si bien esta transacción no aparece como realizada.