Un atentado en el Sinaí en octubre de 2004 causó 34 muertos

El de esta madrugada es el cuarto ataque contra intereses turísticos en Egipto en nueve meses

La península egipcia del Sinaí, uno de los destinos turísticos de moda entre los viajeros occidentales, fue escenario de otro gravísimo atentado el pasado mes de octubre que se saldó con la muerte de 34 personas, la mayoría de ellas turistas israelíes. El atentado fue obra de radicales islamistas, los mismos que, según todos los indicios, habrían sido los responsables de la nueva masacre de esta madrugada en Sarm el-Seij.

Más información

Los atentados de octubre de 2004 tuvieron como escenarios el hotel Hilton, en la ciudad de Taba, y otro establecimiento turístico de Ras Satán. Aquellas explosiones mortíferas coincidieron con la celebración de la festividad judía de Sukot (Tabernáculo) que conmemora el éxodo del pueblo hebreo desde Egipto a la Tierra Prometida, a través del desierto del Sinaí.

Para celebrar esta fiesta, más de 15.000 israelíes habían cruzado la frontera del Sinaí, a pesar de las advertencia del Gobierno de Tel Aviv de no viajar a esa zona de Egipto ante las informaciones de los servicios secretos de que se podían producir atentados.

El Gobierno egipcio relacionó los ataques con la situación de violencia palestino-israelí de aquellas fechas, pero tanto el viceministro israelí de Defensa Zeev Boim, como el titular de Asuntos Exteriores, Silván Shalom, aseguraron entonces que los responsables de los ataques eran activistas adscritos al terrorismo islamista internacional. De hecho, Boim responsabilizó a Al Qaeda, o a otro grupo islámico de similar envergadura y con capacidad logística suficiente como para perpetrar acciones sincronizadas de esa índole.

Otros ataques

El pasado 7 de abril, otro suicida atacó a un grupo de turistas en pleno centro de El Cairo, en el bazar de Jan al Jalili, y mató a tres extranjeros e hirió a 18 personas más. Apenas tres semanas después, el 30 de abril, dos atentados casi simultáneos contra sendos grupos de turistas, cometidos con bastante impericia, acabaron con la vida de tres terroristas, dos de ellos mujeres, sin que ningún extranjero resultara herido de importancia.

Según las cifras oficiales, la afluencia de turistas se resintió solo relativamente durante este año, y de hecho en esta temporada se esperaba que Egipto batiera un nuevo récord de visitas, después de que en 2004 llegaran a este país ocho millones de turistas.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50