Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro soldados estadounidenses y cinco policías iraquíes mueren en un ataque en Samarra

Un grupo amenaza con asesinar a dos búlgaros secuestrados

Cuatro soldados estadounidenses y cinco agentes de seguridad iraquíes murieron en el ataque lanzado hoy por insurgentes contra un cuartel de la Guardia Nacional iraquí en la ciudad de Samarra, según han informado fuentes militares estadounidenses. De acuerdo con las fuentes, otro soldado estadounidense se encuentra desaparecido tras el ataque, en el que se han usado proyectiles de mortero.

También han indicado que al menos 20 soldados han resultado heridos, cifra que fuentes policiales y hospitalarias citadas por la radio iraquí han elevado a 30. En el cuartel, que se ha derrumbado parcialmente a causa del ataque, está asimismo desplegada la I División de Infantería del Ejército estadounidense.

Minutos antes del ataque se había entablado una batalla campal entre grupos insurgentes y soldados estadounidenses, que durante varios minutos han intercambiado disparos en las calles de la ciudad, situada en el denominado triángulo suní, donde más activos son los insurgentes. Según el relato de testigos citados por el canal de televisión árabe Al Yazira, al menos cinco iraquíes han muerto y otros 30 han resultado heridos de diversa consideración en los enfrentamientos callejeros.

Samarra, una de las "ciudades rebeldes" de Irak, fue escenario la semana pasada de violentas manifestaciones a favor de Sadam Husein que coincidieron con su primera aparición pública tras su captura en diciembre pasado.

Amenazan con asesinar a dos búlgaros

Un grupo iraquí ha amenazado con asesinar a dos rehenes búlgaros si el ejército de EE UU no pone en libertad a los presos de Irak antes de 24 horas, ha informado la televisión qatarí Al Yazira. El grupo de secuestradores, autodenominado Monoteísmo y Jihad, envió a Al Yazira un vídeo en el que aparecen los dos rehenes, que no son identificados, con las manos atadas y flanqueados por tres hombres armados y enmascarados.

Dos de los tres secuestradores aparecen armados con rifles y el otro con un lanzagranadas y en la pared se puede ver la

bandera negra con un círculo amarillo distintivo de este grupo que también se ha declarado autor del secuestro y posterior asesinato del rehén estadounidense y hombre de negocios Nicholas Berg y del intérprete surcoreano Kim Sun-il.

Por último, un iraquí propietario de una lavandería y un restaurante situados en la base estadounidense de Mosul, al norte de Irak, que había sido secuestrado, fue hallado ayer miércoles con las manos amputadas y sin un ojo, según han informado fuentes policiales. Yunes Mohamed Alí, de 58 años, acusado de "colaborar" con las fuerzas extranjeras, fue secuestrado el pasado 29 de junio cuando viajaba en su automóvil. Los secuestradores pidieron un rescate de 20.000 dólares a su familia, que pagó la suma, según ha declarado a AFP el comandante de la policía de Mosul Rael Faez Nafal.