Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA POSGUERRA DE IRAK

Los insurgentes amenazan ahora con matar a uno de los japoneses secuestrados

Los dos alemanes desaparecidos en Irak están muertos.-Liberado el contratista británico que fue secuestrado el martes en Nasiriya

Bagdad / Washington / Tokio / Doha

La suerte de los tres civiles japoneses secuestrados en Irak el pasado jueves sigue siendo una incógnita. Los insurgentes que los mantienen retenidos han dado marcha atrás a lo que ayer prometieron: liberarlos en un plazo de 24 horas. Así se lo ha comunicado a la cadena de televisión qatarí Al Yazira uno de los supuestos mediadores, Mazhar al Duleimi.

Al Duleimi ha asegurado que los "líderes de la resistencia" en Faluya le han entregado un comunicado en el que amenazan con matar a uno de los secuestrado en 24 horas si Japón no retira sus tropas de Irak. El mismo portavoz ha añadido que los captores matarán a un segundo rehén 12 horas después de haber ejecutado al primero si sus exigencias siguen sir ser cumplidas. Además de las condiciones ya impuestas, los insurgentes exigen ahora que el viceministro japonés de Asuntos Exteriores, Ichiro Aisawa, que llegó a Amán el sábado, visite Faluya para que sea testigo de "la destrucción y las matanzas perpetradas por las tropas de ocupación".

Horas antes de este nuevo comunicado, el Gobierno japonés ha desmentido las informaciones dadas por varios medios de comunicación en las que se asegura que los tres rehenes habían sido ya liberados. El desmentido de la supuesta liberación de los rehenes aumenta el desasosiego de las familias, cuando este domingo finaliza el plazo dado por los secuestradores, que exigen la retirada de Japón de Irak y amenazan con quemar vivos al fotógrafo y a los dos cooperantes. Fuentes diplomáticas niponas han afirmado que Japón "no tiene constancia de ningún plazo" para la puesta en libertad ni sabe en qué lugar se encuentran.

Liberado un contratista británico

El contratista británico Gary Teeley, secuestrado por los rebeldes el pasado martes en Nasiriya, ha sido liberado y entregado esta tarde a las fuerzas de la coalición en esa misma ciudad del sur de Irak, según fuentes militares. "Ya está en manos de las fuerzas estadounidenses e italianas en Nasiriya. Tan pronto como sea possible, saldrá de Irak en un avión de regreso a Reino Unido", ha añadido la misma fuente. Preguntado por su estado, los militares han dicho que "está bien".

Los dos alemanes desaparecidos están muertos

Los dos cadáveres mostrados hoy Al Yazira pertenecen a los dos policías alemanes del cuerpo de seguridad de la misión diplomática en la capital iraquí que llevaban varios días en paradero desconocido, según ha confirmado el embajador de Alemania en Bagdad.

La cadena de televisión aseguró que los fallecidos a manos de los rebeldes eran miembros de los servicios secretos norteamericanos, pero el embajador alemán ha reconocido los rostros de sus compatriotas, de quienes no se tenían noticias desde el miércoles pasado, cuando el convoy de diplomáticos que escoltaban en la carretera que enlaza Amán con Bagdad fue atacado. En el vídeo divulgado por Al Yazira se podía apreciar la imagen de dos hombres con aspecto occidental tumbados en el suelo, en medio de un charco de sangre, uno de ellos con un disparo en la cabeza y otro en la pierna, rodeados por varios iraquíes.

30 extranjeros secuestrados

En paralelo a esta información, desde ayer, un grupo insurgente hasta ahora desconocido asegura tener secuestrados a 30 extranjeros, entre los que hay "japoneses, búlgaros, israelíes, estadounidenses, españoles y coreanos". En un vídeo difundido por la cadena árabe Al Arabiya, los rebeldes amenazan con matarlos si las tropas de la coalición no se retiran de Irak.

Un portavoz de la Brigada Plus Ultra desmintió ayer "completamente" que haya soldados españoles secuestrados Irak. "No hay personal de la Brigada Plus Ultra secuestrado. Queda desmentido completamente", señaló tajante Carlos Herradón desde Diwaniya. Asimismo, dijo que desconocía si habría algún civil español entre los presuntos secuestrados. Al respecto, descartó que este grupo pueda tener retenidos a periodistas españoles, "ya que la mayoría se encuentra en Bagdad, a cientos de kilómetros de Faluya".