Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU prevé celebrar elecciones en Irak a comienzos de 2005

Kofi Annan estima que los preparativos electorales podrán comenzar en mayo y llevarán ocho meses

El proceso político que ha de devolver a los iraquíes el poder ahora en manos de Estados Unidos y el resto de fuerzas de ocupación se va afirmando día a día, a medida que las intenciones de Washington y Naciones Unidas convergen. El secretario general de la ONU, Kofi Annan, ha avanzado hoy que las elecciones no podrán tener lugar hasta finales de año o principios de 2005, tal y como había avanzado hace el sábado el administrador civil del país, el estadounidense Paul Bremer.

"Irak no tiene ley electoral, no tiene una comisión nacional para elaborar una ley de partidos, no tiene censo electoral, no ha tenido un censo fiable en al menos 20 años y ni siquiera tiene definidos los distritos electorales para saber dónde se llevarán a cabo los comicios", señaló ese día Bremer. Según el diplomático estadounidense, la ONU calcula que harán falta "entre un año y 15 meses" para celebrar elecciones, ante las "grandes dificultades técnicas que las hacen imposibles" por ahora y que "llevará tiempo solucionar".

Ocho meses de preparativos

Pese a citar una estimación presuntamente realizada por la ONU, Bremer hizo suya la previsión, dando un paso más en la convergencia de los planes de la Casa Blanca y Naciones Unidas. Días antes, Annan, que se ha convertido en el árbitro del proceso, había confirmado que no se podrían celebrar elecciones antes del 30 de junio, pero había respaldado por primera vez el calendario de Washington al instar a respetar esa fecha como la del traspaso de poderes, como desea la Casa Blanca.

Annan ha hecho llegar hoy un informe con sus puntos de vista sobre el proceso político en Irak al Consejo de Seguridad; en él afirma que los comicios podrían celebrarse a finales de año si comienza de inmediato la labor de crear "un marco de trabajo legal e institucional" para ello. Este proceso puede llevar hasta ocho meses, y lo más probable es, según Annan, que no se ponga en marcha hasta mayo, de forma que, implícitamente, el secretario general de la ONU ofrece el mes de enero o febrero de 2005 como primera fecha realista para la celebración de los comicios.

Límite: noviembre

Annan propone además una serie de alternativas para encarrilar el proceso político, a partir de las recomendaciones del enviado especial a Irak, el argelino Lakhdar Brahimi. Entre ellas que se incluye la de ampliar el actual Consejo de Gobierno para convertirlo en un Ejecutivo legítimo que pueda tomar el poder provisionalmente hasta las elecciones. El máximo líder religioso chií, Alí al Sistani, que representa al 60% de la población, había exigido elecciones previas, pero aceptó resignada la propuesta del secretario general, matizando eso sí que el retraso "no debiera durar mucho".

Los dirigentes de los principales partidos políticos chiíes fueron más precisos, marcando el límite en noviembre, por lo que es de esperar que Annan fije una fecha a medio camino entre las previsiones estadounidenses, que no contemplan elecciones hasta finales de 2005, y la petición de los chíies.