Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ORIENTE PRÓXIMO

Al menos un muerto en un nuevo ataque selectivo israelí en Gaza

Se trata del tercer ataque aéreo del Ejército hebreo desde el 21 de agosto

El Ejército de Israel ha vuelto a llevar a cabo un ataque selectivo contra militantes palestinos, esta vez en el campo de refugiados de Jabalia, al norte de la franja de Gaza. Helicópteros israelíes han atacado con misiles, sin éxito, el coche en el que, al parecer, viajaba un militante de Hamás, que ha podido escapar con vida. Aún así, al menos una persona ha resultado muerta y una veintena heridas, según fuentes médicas y de seguridad palestinas.

Se trata del tercer ataque de este tipo en Gaza desde el pasado 21 de agosto, cuando helicópteros israelíes acabaron con la vida del lider de Hamas en Gaza, Ismail Abu Chanab. El domingo, otros cuatro miembros de Hamás murieron al ser alcanzado su vehículo por misiles. Los ataques israelíes fueron la respuesta al cruento atentado del pasado martes, cuando 21 israelíes murieron al hacer estallar su carga un suicida palestino en el interior de un autobús.

Según varios testigos, los helicópteros han disparado tres o cuatro misiles sobre el coche, que circulaba por el campo de refugiados de Jabalia. El activista que ha sido objetivo del ataque ha podido escapar, no así un hombre que pasaba por el lugar.

A los pocos minutes del ataque, varios jóvenes palestinos se han encaramado a los restos del vehículo y han mostrado signos de victoria y han lanzado gritos contra Israel. Mientras, varios cientos de palestinos se han concentrado a las puertas del hospital al que han sido trasladados los heridos.

Israel ha anunciado que seguirá con su estrategia de ataques selectivos contra miembros de las organizaciones radicales mientras la Autoridad Palestina no actúe definitivamente desmantelando sus estructuras. Tras la muerte de varios de sus militantes el pasado fin de semana, Hamás ha anunciado que vengará sus muertes.

El atentado del martes acabó con el frágil equilibrio alcanzado en Aqaba en el mes de junio, cuando ambos bandos anunciaron su apoyo a la llamada Hoja de Ruta, el último plan de paz para la región, alumbrado por el Cuarteto de Madrid (UE, EE UU, Rusia y la ONU). Tras el acuerdo de Aqaba, las facciones palestinas decretaron el 29 de junio una tregua de tres meses en sus ataques contra Israel, mientras se producían conversaciones entre la AP y el Gobierno de Ariel Sharon en temas como los presos palestinos o la cesión de varias ciudades al control palestino, con tímidos avances. Incluso se llegó a especular con que Israel retiraría el bloqueo sobre la ciudad de Ramala, sede de la AP y en la que se encuentra confinado Yasir Arafat. Sin embargo, Israel siguió su campaña contra los militantes palestinos -aseguraba que la tregua era una trampa para su rearme-, lo que provocó la ruptura de la tregua el pasado martes.