Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el director general de Sanidad francés por su gestión durante la ola de calor

La canícula, que se dio por controlada el 11 de agosto, se ha cobrado ya cerca de 5.000 víctimas

El director general de Sanidad del Gobierno francés, Lucien Abenhaim, ha presentado hoy su dimisión por las carencias de su servicio a la hora de alertar sobre los peligros de la ola de calor que, según ha reconocido hoy el Gobierno galo, puede haber causado la muerte de hasta 5.000 personas.

El ya ex director general, que ocupaba este puesto desde 1999, "ha tomado la iniciativa de presentar su dimisión el lunes 18 de agosto a las 14.00 horas", precisa un comunicado hecho público hoy desde le ministerio de Sanidad francés. Abenhaim asegura en su carta que "ante las polémicas actuales sobre la gesión de la epidemia asociada a la canícula", prefiere "poder explicar serenamente la acción de los servicios".

El portavoz y el ministro contra Abenhaim

Varias horas antes de que Abenhaim presentase la dimisión, el portavoz del Gobierno, Jean Francois Copé, y el ministro de Sanidad, Jean Francois Mattei, acusaron al ahora ex director de llevar a cabo una pésima gestión durante la ola de calor. "De haber sido alertados antes, habríamos podido activar el dispositivo más pronto", ha declarado Copé. El ministro Mattei ha sido aún más explícito y ha asegurado a RTL, que el 11 de agosto, cuando los servicios de Urgencias comenzaban a colapsarse, el organismo dirigido por Abenhaim aseguró que la crisis estaba "controlada".

El ministro ha despedido a Abenhaim calificándolo como "un gran profesional de la Sanidad Pública" y destacando su "competencia, su entrega y su sentido del Estado".