Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ASESINATOS EN SERIE

La policía detiene a un tercer hombre relacionado con los francotiradores

Tres Estados pedirán la pena de muerte para los presuntos asesinos

Un tercer hombre relacionado con los asesinatos de Washington, Nathaniel Osbourne, fue detenido ayer en en Flint (Michigan), considerado como "testigo material" en relación con el caso. El hombre, jamaicano de 26 años, es copropietario del coche en el que se encontraban John Allen Mohamed y John Lee Malvo cuando fueron detenidos por la policía.

Ousburne, un aspirante a cantante de reggae que actúa con el nombre de Thriller, fue el pasado 10 de septiembre con Muhammad a un establecimiento de coches usados donde compraron el Chevrolet Caprice azul de 1990 que está en poder de la policía, por el que pagaron 250 dólares. El dueño de la tienda de coches declaró a principios de semana que cuando compró el vehículo que han utilizado los asesinos presentó a Muhammad como su tío.

Los oficiales de FBI han dicho que todavía no tienen información sobre el motivo por el que Osbourne se encontraba en Flint o qué clase de información podrá dar. Osbourne ha vivido últimamente encima de un restaurante y cuando registraron el vehículo al comprarlo él y Muhammad dieron la dirección del restaurante, cuyo dueño ha declarado que Muhammad realizó algunas visitas al establecimiento el pasado mes de agosto.

Pena de muerte

Por otra parte, ayer se supo que los fiscales de los Estados de Maryland, Virginia y Alabama solicitarán la pena de muerte para los dos sospechosos de asesinar a 10 personas y herir a otras tres con un rifle en los alrededores de Washington. El primer juicio contra Muhammad y Malvo tendrá lugar en Maryland, donde afrontan la acusación de seis asesinatos. En Washington DC, donde no rige la pena capital, también se ha abierto un proceso.

Los dos sospechosos, John Allen Muhammad, ex soldado de 42 años, y John Lee Malvo, de 17 años, jamaicano e inmigrante ilegal, fueron detenidos después de una de las mayores operaciones policiales en la historia de Estados Unidos.

Muhammad fue acusado de violar la ley federal de armas, mientras que los cargos contra Malvo no se hicieron públicos porque es menor de 18 años, según dijeron los oficiales. De todos modos, el fiscal del condado de Montgomery, Douglas Gansler, ha declarado que Malvo puede ser juzgado como un adulto.

Los fiscales de Maryland, Virginia y el distrito de Washington, las jurisdicciones donde se cometieron los crímenes, se reunieron ayer para decidir dónde tendrá lugar el primer juicio y decidieron que será en Maryland.

Aunque en Maryland existe una moratoria sobre la aplicación de condenas a muerte, es posible que tras la revisión en abril se reanuden las ejecuciones. De todos modos, Malvo no podrá morir en la silla eléctrica por ser menor. Sin embargo, en Virginia estaría casi asegurada la pena capital, ya que es el Estado con más ejecuciones después de Texas.

Las autoridades de Alabama, donde ambos acusados parecen estar implicados en un crimen cometido en septiembre en una licorería, anunciaron ayer que también harán lo posible para que se ejecute a ambos.