Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UNIÓN EUROPEA

El recuento parcial de los votos en Irlanda da el 'si' al Tratado de Niza

Los irlandeses deciden en este referéndum el futuro de la ampliación de la Unión Europea

Los primeros resultados del referéndum en Irlanda sobre el Tratado de Niza, pese a ser muy provisionales, apuntan a una victoria holgada del . El Tratado de Niza es un documento clave para el futuro de Europa y no podrá llevarse a efecto sin la firma de todos los países miembros de la Unión Europea (UE).

Según el primer recuento del voto electrónico en siete de las 42 circunscripciones de Irlanda, los partidarios de ratificar el Tratado parecen haber conseguido más del 60% de los votos.

El índice de participación podría situarse en torno al 50%, muy por encima del 34,7% del anterior referéndum, el 7 de junio de 2001, cuando los irlandeses rechazaron el Tratado de Niza, clave para el futuro de la construcción europea.

El propósito del documento es la introducción de reformas institucionales para agilizar la toma de decisiones en una UE ampliada. Sus partidarios sostienen que los cambios, aunque menores, son necesarios para la gobernabilidad de la futura Unión, por lo que la negativa irlandesa retrasaría la ampliación y complicaría sobremanera todo el proceso de construcción europea. Sin embargo, sus detractores argumentan que el objetivo de los Quince es la creación de un "superestado" militarizado en manos de los más ricos, que compromete la tradicional neutralidad de la República y que debilita la posición de Dublín en las instituciones comunitarias.

Los acuerdos de Niza otorgan carácter legal a las decisiones del Comité Político y de Seguridad, compuesto por representantes de cada país miembro. Este comité, ya en funcionamiento, se creó para ejercer "control político y determinar la dirección estratégica de las operaciones en situaciones de crisis" por la Fuerza de Intervención Rápida de la UE, que debe estar operativa en 2003. Irlanda aportará 850 efectivos a esta fuerza independientemente del resultado del plebiscito.

Si el electorado irlandés ratifica el Tratado, el Gobierno añadirá una cláusula en la Constitución irlandesa que impida al país unirse a un Ejército europeo sin consultarlo antes con el pueblo en un referéndum. Dada la negativa de los otros 14 países miembros a renegociar Niza, Dublín obtuvo de sus socios una declaración en la Cumbre de Sevilla (junio de 2002) que garantiza la neutralidad de Irlanda.

Tres millones de electores

En todo caso, según los expertos, el índice de participación ciudadana puede determinar en gran medida el resultado final de la consulta. Hasta las 18.00, en las principales ciudades se registraba una participación superior al 30%, lo que supone buenos augurios para los partidarios del 'si'.

En principio, una abstención alta beneficia a los partidarios del no, agrupados en torno al Partido Verde, el Sinn Fein y varios diputados independientes. El campo del , representado por los tres partidos más importantes del país -Fianna Fail, Fine Gael y Laborista- confía en que la participación supere con holgura ese magro 34,7% del anterior plebiscito, el 7 de junio de 2001, cuando Irlanda rechazó el tratado por un 54% de los votos. Este resultado en un país tan europeísta, se debió, más que nada, a la confusión sobre la pregunta y a la apatía del electorado.

Casi tres millones de irlandeses, repartidos en las 42 circunscripciones de la República, están llamados a las urnas. En siete de ellas se podrá ejercer el derecho de voto por medios electrónicos, es decir, en urnas preparadas para emitir el voto pulsando una tecla sin utilizar la tradicional papeleta.

Los colegios han abierto sus puertas a las nueve de la mañana hora local (las 10 en España) y cerrarán 12 horas después, aunque la votación en alguna de las islas del noroeste y oeste del país comenzó el pasado miércoles. El recuento de la inmensa mayoría de los sufragios comenzará mañana, con lo que el resultado final no se conocerá hasta primeras horas de la tarde, si bien pasada la medianoche de hoy habrá datos que pueden marcar la tendencia del voto. Además, esta misma noche se conocerá el escrutinio del voto electrónico, que podrá ejercerse en siete de las 42 circunscripciones.