Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA GUERRA CONTRA EL TERRORISMO

Wahington anuncia la creación de un "centro para la inteligencia" contra el terrorismo

El director del FBI asegura ante el Senado que tras el 11-S surgirá un "FBI diferente"

Mayor coordinación. Esta va a ser la máxima que rija la "gran reorganización" que van a sufrir los servicios de seguridad estadounidenses que incluye la creación de un "centro para la inteligencia" coordinado, para combatir el terrorismo, según fuentes de la Casa Blanca. El presidente estadounidense, George W. Bush, se dirigirá esta noche en directo por televisión a sus ciudadanos para anunciar esta reforma de los servicios de seguridad interna e información, según un responsable gubernamental.

La nueva agencia, que significará la mayor reestructuración de los servicios de policía y espionaje de EEUU desde la Segunda Guerra Mundial, ha sido diseñada por Tom Ridge, el director de Seguridad del Territorio Nacional. Según las fuentes, el "centro para inteligencia" coordinará las tareas de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), la Agencia Central de Inteligencia (CIA), otras agencias de seguridad y las policías estatales y locales.

Mientras, y tras las críticas de las últimas semanas, el director del FBI de Estados Unidos, Robert Mueller promete reformas. Mueller ha asegurado ante el Senado que después del 11 de septiembre surgirá un "FBI diferente", centrado en la lucha antiterrorista.

Mueller ha comparecido ante el Comité Judicial del Senado que investiga los fallos de los sistemas de información del país y su posible repercusión en los atentados del 11 de septiembre. En la misma sesión, que en esta ocasión es pública, comparecerá a primera hora de la tarde Coleen Rowley, la agente del FBI de Minesota que denunció que mandos de la policía federal obstruyeron la investigación de pistas sobre posibles atentados.

Errores

Mueller reconoce que la organización que dirige cometió errores y no siguió adecuadamente algunas pistas que pudieron haber hecho suponer a las autoridades que se estaban preparando los atentados.

Mueller asegura que, con las reformas en curso, el FBI estará en mejor disposición de capturar a terroristas y evitar fallos de comunicación como los que se produjeron antes del 11 de septiembre. "No creo que vaya a ser fácil, pero tampoco tengo duda de que, tras el 11 de septiembre, está surgiendo un nuevo FBI", ha señalado.

Mueller ha insistido en sus planes de reestructuración del FBI, que a partir de ahora dejará de perseguir únicamente delitos comunes para concentrarse en la lucha antiterrorista y en la prevención de posibles atentados.