Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA QUIEBRA DE UN GIGANTE

El ex presidente de Enron vendió acciones por 100 millones alertado de la grave crisis

'The New York Times' revela que, al mismo tiempo, Kenneth Lay aconsejó a sus empleados comprar títulos de la empresa

El antiguo presidente de Enron, la quinta compañía del Estados Unidos y primera del mundo en distribución de energía, Kenneth Lay, vendió el año pasado títulos de la compañía por valor de cien millones de dólares al mismo tiempo que aconsejaba a los empleados comprar acciones de la firma y ya conocía el riesgo de quiebra de la empresa.

La información ha sido revelada hoy por el diario The New York Times, que señala que Lay vendió veinte millones de dólares en un plazo de tres semanas después de recibir el aviso de Sherron Waltkins, una ejecutiva de Enron, del posible colapso de la empresa por "una ola de escándalos contables".

Kenneth Lay dimitió de su cargo el pasado 24 de enero, coincidiendo con la llegada del caso al Congreso estadounidense.

El diario, que cita como fuente un informe entregado a la Comisión de Cambio y Bolsa de los Estados Unidos, asegura que se desconoce cuál fue el beneficio que Lay obtuvo por la venta de las acciones.

Dificultades financieras

Fuentes familiares citadas por The New York Times han afirmado que, pese a la venta de las acciones, Lay sufre graves dificultades financieras ya que tiene que pagar los préstamos que solicitó para llevar a cabo las inversiones, que luego perdieron su valor.

De hecho, esas fuentes aseguran que el dinero de las acciones fue empleado para el pago de préstamos.

Kelly Kimberly, portavoz de Lay, ha dicho que el presidente de la firma "se mantuvo confiado" en el valor de las acciones de Enron durante todo el año pasado y apoyó la versión de que los cien millones fueron usados para el pago de préstamos.

Sin embargo, Kimberly ha declarado que no cree que Lay y su esposa vayan a presentar un expediente de quiebra personal.

"Aunque atraviesan problemas de liquidez, creen que podrán superarlos", ha comentado la portavoz, que ha destacado que la venta de acciones no estuvo relacionada con el aviso que Lay recibió de Waltkins.

La venta de acciones por parte de un ejecutivo de una firma exige por ley que sea informada a la compañía en los primeros diez días de cada mes, a menos que los títulos sean vendidos a la misma empresa, en cuyo caso no tiene porque darse a conocer hasta el año siguiente.

Por esa razón, no se ha sabido hasta ahora que Lay vendió el año pasado acciones de Enron por valor de cien millones.

The New York Times también informa de que un juez de Texas ha nombrado a una de las firmas de abogados más duras en la representación de demandas colectivas para defender los intereses de los accionistas de Enron.

Resalta además que en Austin se ha encontrado correspondencia que demuestra la relación entre Lay y el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, cuando éste era gobernador de Texas.