PROCESO DE PAZ

Los diez 'países amigos' regresan al área neutral de Colombia

Su misión es ayudar a Gobierno y guerrilla a consensuar un calendario de trabajo antes del día 20, cuando expira la vigencia del territorio desmilitarizado

La Comisión Facilitadora del proceso colombiano de paz, conformada por diez países de Europa y América -los llamados países amigos-, se juega a partir de hoy una nueva carta en las cruciales jornadas que el Gobierno y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) celebran en el área neutral del sur.

El grupo se unirá a varios delegados internacionales que desde el miércoles ayudan a las partes a consensuar un calendario concreto de trabajo que debe ser adoptado antes del próximo día 20, cuando expira la vigencia del territorio desmilitarizado.

Más información

La reunión plena de hoy es la segunda en cuatro días que la comunidad internacional celebra en la zona de distensión, después de la del pasado lunes, cuando los países amigos anunciaron el acuerdo que salvó el diálogo del Gobierno del presidente Andrés Pastrana con FARC.

El regreso a la zona de distensión de los embajadores o delegados de la Comisión Facilitadora fue confirmado el jueves por el alto comisionado para la Paz, Camilo Gómez, en la Villa Nueva Colombia, sede permanente del diálogo en la zona rural de San Vicente del Caguán.

Una situación crítica

Los diplomáticos de Canadá, Cuba, España, Francia, Italia, México, Noruega, Suecia, Suiza y Venezuela -que forman parte de ese grupo- se unirán allí al asesor especial de la Secretaría General de las Naciones Unidas para Colombia, el estadounidense James Lemoyne, considerado el inspirador del acuerdo que rescató el proceso de la crisis que estalló el pasado 9 de enero.

Ese día, el Gobierno notificó a las FARC que comenzaban a correr las 48 horas convenidas de forma mutua para que desalojaran el área neutral, en caso de una ruptura. El día 12, Pastrana abrió un compás de espera de otras 48 horas, por petición de Lemoyne, que comprometió los esfuerzos internacionales con maratonianas gestiones que alcanzaron el objetivo de acercar a las partes en el último momento.

Junto al embajador de Cuba, Luis Hernández, y el obispo colombiano Francisco Javier Múnera, Lemoyne acompaña el diálogo formal desde el miércoles pasado, cuando las partes retomaron la Mesa Nacional de Diálogo y Negociación.

Los negociadores gubernamentales y rebeldes trabajan de forma exclusiva en un "cronograma preciso" de trabajo, que debe incluir la gestión inmediata de asuntos que excluyan del conflicto a la población civil, como lo exigió Pastrana al confirmar, hace cuatro días, el consenso facilitado por la comunidad internacional.

La propuesta oficial de calendario fue entregada ayer por el comisionado de Pastrana a los líderes guerrilleros Raúl Reyes y Joaquín Gómez, del equipo de cinco negociadores de las FARC, que según ellos la evaluarían de inmediato con el "secretariado" o mando de la organización.

En busca de un alto el fuego

"El Gobierno ha presentado un cronograma tendente a buscar la reducción de la intensidad del conflicto y a avanzar en la discusión de la tregua el cese el fuego y de hostilidades", dijo entonces el alto cargo.

El comisionado explicó que los países amigos y el asesor del secretario general de la ONU, Kofi Annan, mantendrán el método de trabajo que siguieron en los días previos a la superación de la peor crisis que haya afrontado este proceso, abierto hace tres años.

"Primero habrá una reunión del grupo de países con las FARC, posteriormente con el Gobierno y, finalmente, una reunión conjunta", precisó el consejero Gómez. El alto comisionado insistió en que "la idea es que esto se concrete para poder arrancar las discusiones específicas sobre los temas que he mencionado".

De la adopción de un calendario "específico y concreto", reiteró Gómez, dependerá que el próximo domingo sea renovada el área neutral, con 42.139 kilómetros cuadrados y bajo control rebelde desde noviembre de 1998.

Lo más visto en...

Top 50