Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEMESTRE ESPAÑOL EN LA UNIÓN EUROPEA

Aznar dice que la lucha contra el terrorismo será la prioridad de la presidencia española

El jefe del Ejecutivo español defiende el espíritu europeísta de Berlusconi

El presidente del Gobierno, José María Aznar, y el de la Comisión Europea, Romano Prodi, han analizado esta mañana en Madrid las claves de la presidencia española de la UE que ahora se incia y que se prolongará durante todo el semestre. La lucha contra el terrorismo, será, en palabras de Aznar, la "prioridad de prioridades" de este periodo.

Además, el presidente del Gobierno ha dejado clara su intención de, durante este primer semestre, continuar el ritmo de los avances logrados en la presidencia belga en materia de Justicia e Interior, traspasando a las legislaciones nacionales las medidas adoptadas por los Quince y continuar con un modo "intenso y extenso" la cooperación antiterrorista con otros países.

Aznar y Prodi han comparecido ante los medios de comunicación tras la primera reunión plenaria del Ejecutivo español con los miembros de la comisión, mientras los ministros y los comisarios europeos continuaban las reuniones bilaterales y han hecho referencia además a dos temas candentes: la crisis abierta en la UE tras la dimisión del ministro italiano de Exteriores y la crisis en Argentina.

Ni el presidente español, ni el de la Comisión han querido entrar a valorar la postura de Italia y la dimisión del ministro de Exteriores de este país, quien ha dejado su cargo por considerar que Berlusconi no le estaba respaldando en la apuesta por la integración europea y la puesta en marcha del euro. Ambos consideraron esta cuestión como un asunto interno de Italia.

Sin embargo, Aznar sí ha querido apuntar que está "absolutamente convencido" de que el primer ministro italiano y su gabinete tendrán una orientación claramente favorable al proceso de integración europea.

Éxito del euro

Aznar y Prodi se han referido también a la introducción del euro, que fue calificada por el presidente de turno de la UE como un "éxito", apostando por aprovechar este evento para impulsar las reformas económicas necesarias que favorezcan el crecimiento, aporten estabilidad presupuestaria y logren el objetivo social de la creación de empleo.

Romano Prodi sí ha sido crítico por el escaso funcionamiento de las medidas adoptadas en Barcelona para la región sur del Mediterráneo y apostó por conseguir en la Conferencia que se celebrará en Valencia, durante la presidencia española, la adopción de iniciativas que propicien el desarrollo de estos países.

En esta cuestión, Aznar apuesta por la creación de un banco para el desarrollo de la ribera sur del Mediterráneo y ha dado un dato como ejemplo: para mantener el actual nivel de paro y de renta en esta zona será necesario crear 40 millones de empleos.

La representación en la UE que ambicionan algunas regiones europeas y en España, el País Vasco, también fue abordada y Aznar y Prodi coincidieron en que las relaciones de la UE son con los Estados y estos se organizan cada uno según su propio criterio e historia.