Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA RESPUESTA DE KABUL

Los talibán desafían a EE UU y admiten que protegen a Bin Laden "por su seguridad"

El 'mulá' Omar amenaza a Bush con una "guerra de guerrillas".- Kabul despliega a miles de combatientes en la frontera con Pakistán

Mientras cobra fuerza la posibilidad de un ataque inminente, el embajador afgano en Islamabad, Abdul Salam Zaeef, confirmaba que "Bin Laden está escondido en Afganistán y bajo la protección talibán por su propia seguridad". A este mensaje desafiante se han unido unas declaraciones del mulá Omar, en las que ha retado a EE UU a que intente derrocar al régimen talibán.

"Osama Bin Laden se encuentra bajo el control del Emirato islámico de Afganistán y sólo los responsables de la seguridad saben dónde se encuentra", ha indicado el embajador, que ha añadido que ya le han entregado el dictamen de los ulemas en el que se le recomienda que abandone el país, pero "no ha dado ninguna repuesta".

Respecto a las demandas de EE UU para que entreguen a Bin Laden, el embajador ha respondido con sarcasmo: "Los estadounidenses están en las nubes y nosotros tenemos los pies en la tierra; deberían mostrar mas respeto por el islam y entonces cooperaríamos con ellos. Que aporten pruebas y que las aporten ante un tribunal".

"Quiero decirlo categóricamente una vez más: Osama Bin Laden no va a ser entregado a nadie", ha reiterado el embajador talibán en Pakistán, el único país del mundo que reconoce al régimen de Kabul, tras las rupturas de sus otros dos valedores, Arabia Saudí y Emiratos Arabes Unidos.

El escepticismo de EE UU

El secretario estadounidense de Defensa, Donald Rumsfeld, ha relativizado esta última maniobra del régimen talibán. "Sólo hace unos días dijeron que no sabían dónde estaba, así que no tengo razones para creer nada de lo que ha dicho un representante del régimen de los talibán", ha asegurado Rumsfeld.

En la misma línea, Ken Lisaius, portavoz de la Casa Blanca, ha asegurado que ese anuncio no cambia las cosas y que los talibán deben entregar a Bin Laden, sin ningún tipo de negociaciones.

El presidente de EE UU, George W. Bush, "ha sido muy claro al dirigirse a la nación y al Congreso: las demandas que se han presentado no están abiertas a negociación y tampoco están abiertas a debate", ha apuntado.

El 'mulá' Omar reta a EE UU

El líder supremo de los talibán, el mulá Mohamed Omar, ha desafiado a Estados Unidos a que intente intervenir militarmente en Afganistán. En declaraciones a la radio talibán en Kabul, ha asegurado que habrá una yihad (guerra santa) como la que acabó con la retirada de las fuerzas soviéticas en 1989.

El líder supremo del régimen ha dejado claro que Estados Unidos, pese a su superioridad armamentística, puede correr la misma suerte que la URSS si intenta intervenir en Afganistán. En este sentido, ha amenazado a EE UU con una "guerra de guerrillas".

Además, ha pedido al anciano rey de Afganistán en el exilio, Zaher Shah -a quien se especula que Estados Unidos pretende reponer en el trono una vez haya derrocado al régimen talibán-, que no interfiera en los asuntos de Afganistán.

Mientras tanto, los talibán, que controlan un 90% de Afganistán, han desplegado a miles de combatientes árabes en su feudo de Kandahar -al sur del país- que están listos para la guerra, según han informado en Shamán, al norte de Pakistán, fuentes militares y políticas paquistaníes.

Un oficial paquistaní de Shamán, uno de los principales pasos en la frontera entre Pakistán y Afganistán, ha añadido que el número de talibán en los puestos que se encuentran a un centenar de metros de la frontera se elevó a 300 tras los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos.

El oficial, que ha citado a testigos que cruzaron la frontera, ha precisado que "miles de combatientes árabes" se han reunido en Kandahar, a unos 100 kilómetros de la frontera y considerada uno de los objetivos principales de las represalias de EE UU, para prepararse para los ataques.

A este ambiente prebélico se han sumando unas declaraciones del presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, que ha señalado a la CNN que existe un claro "riesgo de daños" para el régimen talibán, debido a "la coalición internacional que se está formando contra ellos".