INMIGRACIÓN

Los inmigrantes kurdos rescatados en la Costa Azul francesa pasan su primera noche

Mientras tanto, la Policía continúa trabajando para localizar a la tripulación que encalló voluntariamente el carguero.

"Comienzan a recuperar fuerzas" explicó Eric Painsec, responsable nacional de las operaciones de emergencia de la Cruz Roja a los periodistas reunidos ante las rejas de la entrada del 21 Regimiento de infantería de Marina.

"Muchos no se dan cuenta todavía de dónde se encuentran, pero empiezan a hacerlo. Se recuperan, descansan y comen porque están muy cansados; poco a poco despiertan pero mucha gente todavía duerme", precisó Painsec. "Les hemos proporcionado artículos de higiene personal y les hemos dejado tranquilos para que descansen", agregó.

"La mayoría durmió bien. Fue una noche muy tranquila", afirmó el coordinador regional de la ayuda de urgencia y de las operaciones de socorro de la Cruz Roja, Claude Martin.

Más información

Después de un viaje de una semana en la que han permanecido

hacinados en la bodega del 'East Sea', los casi 900 náufragos -entre los que se encuentran unos 300 niños menores de 10 años y muchas personas con escasa movilidad-, recibieron un desayuno compuesto de chocolate, café, té, bollos y pan fresco, precisó la Cruz Roja, que dispuso un nutrido personal en el lugar, compuesto de 150 personas.

Lo más visto en...

Top 50