ideas

El odio: ese segregador de “otros” potencialmente infinito

La palabra escrita es un aspecto central del odio contemporáneo. En su libro ‘A vueltas con el odio’, los profesores de literatura Gabriel Giorgi y Ana Kiffer desmenuzan esta tendencia en alza

Un manifestante durante una marcha contra la violencia el pasado mes de enero en Nueva York.
Un manifestante durante una marcha contra la violencia el pasado mes de enero en Nueva York.Ira L. Black/Corbis/GETTY IMAGES / Corbis via Getty Images

Las escrituras del odio son vociferantes, cacofónicas, chillonas: transmiten un teatro de la voz que opera en el límite del lenguaje articulado. Escenifican una centralidad de la voz y del grito sobre la que me gustaría detenerme, dado que creo que allí se juega un aspecto central del odio contemporáneo: su lugar limítrofe entre el lenguaje articulado y el ruido de la voz, allí donde los límites mismos de lo decible entran en cuestión. Dado que si el odio es una disputa sobre lo decible público, entonces esa disputa tiene lugar en el límite entre la palabra articulada, autorizada, con valor no...

Más información

Lo más visto en...

Top 50