Icon para 080 Barcelona Fashion

Hedonismo, ‘genderless’ y sostenibilidad: 080 Barcelona Fashion clausura su segunda edición digital

Durante cuatro días, con la casa Milá como escenario y un formato sin barreras de tiempo ni distancia, un total de 22 diseñadores y firmas presentaron sus colecciones en esta nueva del certamen catalán

Con la increíble casa Milá de Gaudí como único escenario físico y las cinematográficas propuestas de 22 diseñadores y firmas, la pasarela 080 Barcelona Fashion ha servido como plataforma durante estos cuatro días de la escena más creativa y diversa de la ciudad, dando a conocer internacionalmente sus propuestas y, al mismo tiempo, los retos a los que se enfrenta la industria. Temas como la sostenibilidad, la artesanía, la trazabilidad o las construcciones de género han dado forma a unas colecciones en las que, sobre todo, reina el optimismo y el color.

Si la moda es una vía de escapismo, como defienden algunos diseñadores, el certamen catalán es un auténtico refugio en el que todavía podemos disfrutar de los Fashion Show Films de estos creadores: Álvaro Calafat, Antonio Marcial, Avellaneda, Custo, Eiko Ai, Eñaut, Escorpion, Is Coming, Lebor Gabala, Lola Casademunt by Maite, LR3, Menchén Tomàs, ONRUSHW23FH, Otrura, Pablo Erroz, Paloma Wool, Paola Molet, Paraiso, The Label Edition, Txell Miras, Victor Von Schwarz e Y_Como. Ventajas de un formato enteramente digital, que transciende las barreras del tiempo y la distancia, y permite explorar la moda desde todos los ángulos.

Repasamos algunas de las propuestas de esta 27º edición de 080 Barcelona Fashion, que ha contado con patrocinadores como como Kevin Murphy (peluquería oficial) y Thuya Professional Line (manicura oficial), y colaboradores como GHD (herramientas de peluquería oficiales), M·A·C Cosmetics (maquillaje oficial), Garmin (reloj oficial), SVR Cosmetics (cosmética oficial), Thuya Formació Professional (equipo de maquillaje), Rowenta (planchado y herramientas de higienización), Font Vella (agua oficial) y La Roca Village (destino de shopping oficial).

Avellaneda y lo esencial

Dice Avellaneda que en ocasiones “conviene mirar con detenimiento aquello que hemos visto muchas veces para recordar lo que es importante”. En este ejercicio de retrospectiva, el diseñador decidió fijarse en el famoso baile de máscaras de Truman Capote para indagar en los códigos esenciales de su firma. “Muchas veces las marcas se olvidan de sus clientes porque pretenden ser algo que no son, y creo ese punto es muy importante: un diseñador crea porque le nace eso de dentro, pero también para que las personas se lo pongan y disfruten con ello, y yo lo que busco siempre es que quien lleve una de mis prendas se sienta bien, se vea favorecido/a y disfrute de ello”, explicaba el creador. Con el esmoquin como pieza central, La nuit éclairée es una colección cápsula de raíces sartorial y una gama cromática, en tonos mediterráneos y estampados inspirados en la porcelana china, que invitan a refugiarse en la belleza y celebrar la moda.

Eñaut y la conciencia como inspiración

Logging 4% ha sido la cuarta colección del creador vasco Eñaut, una nueva reflexión sobre nuestra relación con el planeta. Centrado en la problemática de la explotación forestal y su consecuente deforestación, la colección estaba protagonizada por tejidos orgánicos y sostenibles –a los que incorporaba el cuero vegano como novedad–, produciendo paradójicamente una reconfortante sensación de calidez. “He querido crear una colección más madura y he jugado con el contraste de una estética más ‘sastrera’ con el contrapunto del aspecto comfy que hemos ido viendo durante la pandemia”, explicaba el diseñador. El resultado ha sido una serie de trajes relajados y prendas técnicas en tonos naturales: verdes, negro y arena.

El dolor optimista de Antonio Marcial

Con la ropa hecha jirones, Antonio Marcial profundizaba en el dolor y las heridas para articular una colección optimista y genderless dispuesta a cuestionárselo todo. Porque no hay que dejarse engañar por los rotos y los desgarros, Fresh and Bloody es un ejercicio de patronaje y sastrería, con siluetas de inspiración noventera, chaquetas anchas con hombreras y pantalones oversize. También es su intención de deconstruir los códigos de géneros, con tonos empolvados que integran ambos universos, así como una serie de crop tops y vestidos ajustados, que completan la propuesta y conforman un armario universal.

Los pecados de Álvaro Calafat

En su primera colección, Capítulo 1 Desequilibrio, Alvaro Calafat le saca los colores a la industria de la moda. Inspirado en la Divina Comedia de Dante, el creador emergente dibuja la toxicidad de la industria, como un agente que destruye en vez de mirar hacia el futuro. El resultado es un ejercicio entre lo terrenal y lo divino, con nueve diseños troncales que describen cada uno de los pecados del poema y prestan especial atención a los patrones: hay piezas de sastrería, prendas crochet y vestidos que se recrean en lo teatral y la exuberancia.

Paola Molet y la deconstrucción del amor

Inspirándose en la construcción social del amor, la creadora Paola Molet combate los cánones sociales a golpe de siluetas que se alejan poco a poco de la rigidez para abrazar la fluidez y la superposición. “¿Qué pasaría si a tu alrededor no entendiera tu forma de amar?”, se pregunta la diseñadora. En Oh, l’amour propone un ejercicio de deconstrucción, con prendas sin género, tejidos transparentes y una paleta cromática reducida a la mínima expresión: blanco, negro y ligeras concesiones al rojo. En este particular club de incomprendidos, el cariño se manifiesta en cada una de las prendas hechas a mano, como los picados de sastrería de las americanas o los hilos puestos uno por uno en prendas de punto y vestidos. Porque está claro que hay muchas formas de amar.

Pablo Erroz, atemporalidad renovada

Conocido como “el heredero de lo cool neoyorquino”, Pablo Erroz respondió a la incertidumbre con una colección cápsula de todos sus ‘superventas’. Clásicos atemporales, renovados bajo una óptica colorista y funcional, y tejidos como la napa, el punto, el algodón y el lino. La propuesta 2015:2021 se recrea en su filosofía de marca a partir de prendas para llevar sin ningún tipo de esfuerzo, pero trabajadas hasta el mínimo detalle. Cada una lleva incorporado además un código NFC, un pasaporte de ropa, que permite conocer su trazabilidad.

La batalla emocional de Otrura

La firma Otrura tiene una forma de trabajar poco convencional. Cada año eligen un tema determinado sobre el que reflexionan y confeccionan desde distintos ángulos y facetas. El de esta temporada, Latente 2020/2021, versa sobre todas esas emociones y sentimientos internos, que a veces se manifiestan y otras, nunca llegan a materializarse. “Por ese motivo encontramos tejidos más traslucidos que dejan ver la parte interior de las prendas o de la piel, capas etéreas, una silueta donde se queda diluida la figura para dotar de mayor movimiento y un cuidado en los acabados de cada prenda”, enumeran desde la casa. El resultado es una colección de piezas sencillas, con fornituras de sastrería y un cuidado uso de los tejidos (organza, seda o lana), para vestir y disfrutar desde todos los ángulos.

ONRUSHW23FH, o la moda como concepto

La firma se ha inspirado en la obra cinética de los artistas Panayiotis Vassilakis y Peter Sedgley para articular Liminal Collection 2021/2022, una colección que visibiliza esa energía intangible que existe entre los cuerpos y el espacio a través de las prendas. Mediante imanes y electricidad, el dúo de creadores propone un diálogo entre la ropa y el movimiento. Una auténtica performance en donde la importancia recae en las siluetas, con patrones rectos y estructuras cinéticas, y el azul klein como protagonista de la colección.

Paraíso significa diversión

Paraiso means fun es la historia de un bon vivant, un hedonista que busca conectar con el presente y disfruta de las cosas más sencillas. La firma Paraiso, sinónimo de alegría y pasión, se inspira en la belleza de esas pequeñas cosas –las sábanas a rayas de una cama, las toallas antiguas, la ropa utilizada del día anterior, o el sol entrando por la ventana en un largo día de verano–, para crear este canto a la vida: una colección de piezas cómodas, con patrones sin género, muy fáciles de llevar, y una paleta cromática vibrante que captura los días de verano.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50