_
_
_
_

Cher solicita la tutela de su hijo, de 47 años, por sus adicciones y problemas de salud mental

La cantante y actriz, de 77 años, busca ser la única cuidadora del patrimonio de Elijah Blue Allman, quien, según refleja su petición, es “sustancialmente incapaz de administrar sus recursos financieros por sus abusos con las drogas”

Cher
Cher y su hijo Elijah Blue Allman, en el aeropuerto de Los Ángeles, en diciembre de 2012.GVK/Bauer-Griffin (GC Images/ Getty)
El País

La relación de Cher con su hijo no siempre ha sido buena, pues incluso han llegado a estar años sin hablarse. La cantante tampoco fue a la boda de Elijah Blue Allman, en 2013. Y este año la artista fue acusada por su nuera de secuestrar a su propio hijo. Ahora su relación ha dado una vuelta de tuerca más. Este miércoles 27 de diciembre se ha conocido que la cantante y actriz ha solicitado la tutela de Elijah Blue Allman, que tiene 47 años, debido a sus problemas recientes de abuso de sustancias. Según los documentos presentados en el Tribunal Superior de Los Ángeles (EE UU), Cher, de 77 años, busca ser la única cuidadora del patrimonio de su hijo menor, alegando que es “sustancialmente incapaz de administrar sus recursos financieros por sí mismo”.

La petición se produce después de que la actriz y cantante estadounidense fuera acusada por su nuera, Marieangela King, en septiembre, de secuestrar a su hijo. Una información que saltó a los titulares porque se presentó junto a la petición de divorcio de King, en la que aseguraba que Cher, preocupada por la salud de Allman, había contratado a cuatro hombres con la intención de sacar de un hotel de Nueva York a su hijo en contra de su voluntad, en el que estaba tratando de arreglar su matrimonio, para forzarlo a ingresar en un centro de rehabilitación.

El documento con el que Cher solicita ahora la tutela, y al que ha tenido acceso la revista estadounidense People, establece que Allman “necesita urgentemente una persona cercana que proteja su propiedad de pérdidas o lesiones” porque “actualmente no puede administrar sus activos debido a sus enormes problemas graves de salud mental y abuso de sustancias”. También afirma que su exesposa no es apta para ser su tutora porque “su tumultuosa relación ha estado marcada por un ciclo de adicción a las drogas y crisis de salud mental”. La carta presentada al órgano de Los Ángeles continúa afirmando que, a pesar de su enfermedad, Allman tiene “derecho a distribuciones periódicas de su empresa”. “Dados sus continuos problemas de salud mental y abuso de sustancias, a [Cher] le preocupa que cualquier fondo distribuido a Elijah se gaste inmediatamente en drogas, dejando a Elijah sin activos para mantenerse y poniendo en riesgo la vida de Elijah”, se refleja también en los documentos. “Cher ha trabajado incansablemente para que su hijo reciba tratamiento y brindar ayuda en todo lo que ha necesitado. Lo ama inmensamente y siempre ha actuado teniendo en cuenta sus mejores intereses”, concluye el informe.

La audiencia que dará el veredicto temporal sobre la situación de Cher y su hijo se producirá el 5 de enero del próximo año. Y, en principio, un juez tendría que tomar la decisión final en marzo de 2024. Según el medio estadounidense The Blast, que se ha comunicado con el equipo legal de la artista, ella no ha podido comunicarse eficazmente con su hijo sobre el tema: “Cher no ha podido discutir las preferencias de Elijah con respecto al nombramiento de un tutor temporal debido a sus problemas de salud física y mental”. Los abogados insisten en que “no puede formar ni expresar una preferencia con respecto al nombramiento de un tutor para su patrimonio”.

La relación entre Cher y su hijo —nacido en 1976 durante el matrimonio de cuatro años entre la cantante y Gregg Allman— ha sido turbulenta y se ha demostrado, en múltiples ocasiones, en los medios de comunicación. Ella misma habló de ello el pasado mes de octubre, con motivo de la presentación de su último disco Christmas con la revista People. Entonces, la cantante y actriz afirmó que su exnuera había sido una “presencia destructiva en la vida de su hijo”, y que “impedía sus esfuerzos” para que se rehabilitase. “Soy madre. Este es mi trabajo: de una forma u otra, tratar de ayudar a mis hijos. Haces cualquier cosa por tus hijos. Siempre que puedas ayudarles, hazlo porque eso es ser madre. Pero es alegría, incluso con dolor; sobre todo, cuando piensas en tus hijos, simplemente sonríes, los amas y tratas de estar ahí para ellos”, afirmó, entonces, en la entrevista. Con respecto a las acusaciones que sacudieron a la actriz por presuntamente retener a su hijo en contra de su voluntad,un episodio que ocurrió a finales de 2022 aunque no trascendió hasta el pasado septiembre, Cher dijo a la publicación que “ese rumor no es cierto” y se negó a hacer más comentarios.

Por ahora la cantante no se ha pronunciado sobre su intención de tulelar a su hijo, aunque quizá lo llegue a hacer en sus cuentas en las redes sociales, donde suele ser muy activa y nunca se ha cortado ya sea para hablar de su relación con un hombre 40 años menor o de cuestiones políticas.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_