Christian Bale, sobre su rol de mediador entre Amy Adams y un director “abusador”: “Hice lo que sentí que era apropiado”

El actor estadounidense explica en una entrevista a la revista ‘GQ’ cómo tuvo que intervenir entre la actriz y el cineasta David O. Russell, que los dirigió a los dos en ‘La gran estafa americana’, para que este dejara de abusar de ella. Adams ya había denunciado en 2016 que le hacía llorar cada día en el set de rodaje

Amy Adams y Christian Bale en el set de rodaje de 'La gran estafa americana', la película dirigida por David O. Russell, en marzo de 2013.
Amy Adams y Christian Bale en el set de rodaje de 'La gran estafa americana', la película dirigida por David O. Russell, en marzo de 2013.Angela Rowlings (MediaNews Group via Getty Images)

En 2016 la actriz Amy Adams, en una entrevista publicada en la edición británica de la revista GQ, describía el método de trabajo del director y guionista David O. Russell, que la dirigió en La gran estafa americana, como “maniático”. La protagonista de La llegada recordaba tres años después de finalizar el rodaje que compartía con Bradley Cooper y Christian Bale, como el cineasta le “gritaba” y la hacía llorar casi a diario. “Él fue duro conmigo, eso está claro. Mucho. En el set estaba totalmente destrozada y la mayor parte de los días volvía a casa así”, declaró entonces.

Ahora es su compañero de rodaje quien ha hecho el ejercicio de recordar y admitir su papel de mediador entre ella y Russell. “Hice lo que sentí que era apropiado, al estilo de Irv”, explica en la entrevista que se publica en la portada de noviembre de la revista GQ, haciendo referencia a su personaje en La gran estafa americana. En el film, Bale da vida al estafador Irving Rosenfield y su papel en la operación encubierta de Abscam del FBI a fines de la década de 1970 y principios de la de 1980.

“Tiendo a intentar ser un mediador. Está en mi naturaleza, tratar de decir: ‘Oye, vamos, sentémonos y averigüemos eso. Tiene que haber una manera de hacer que todo esto funcione”, explica en la misma entrevista, sin dar muchos más detalles de lo que hizo en concreto para mediar. A pesar de que el actor ha admitido lo que ya confirmó Adams, Bale también ha querido mirar atrás sin rencor y sí con muchos elogios, tanto para Adams como hacia Russell. “Estaba lidiando con dos talentos tan increíbles allí”, expresa a GQ. Precisamente el actor ha seguido en contacto con el director, con el que ha vuelto a trabajar y con el que estrenará el próximo 28 de octubre Ámsterdam,

Las declaraciones de Bale vienen a confirmar la información que se filtró en los emails que saltaron a la luz en 2014 tras el ciberataque que sufrió la empresa Sony. En los correos electrónicos entre el periodista Jonathan Alter y su cuñado, el entonces director ejecutivo de Sony, Michael Lynton, se leía que Russell, “abusó tanto” de Adams en el set de la película que el protagonista de American Psycho tuvo que intervenir. “Su abuso y su comportamiento lunático son extremos, incluso para los estándares de Hollywood”, escribía entonces Alter a Lynton.

Christian Bale, de 48 años (igual que Adams), que ha trabajado en la última producción de Marvel, Thor: Love and Thunder, ha reconocido en esta misma entrevista que no disfrutó de su papel en la película y califica el rodaje como una experiencia algo aburrida. “La definición de esto es monotonía. Tienes buena gente. Tienes otros actores que tienen mucha más experiencia que yo. ¿Puedes diferenciar un día de otro? No, absolutamente, no”, confiesa el actor. En la misma publicación, además, el intérprete que encarna a Batman en El caballero oscuro asegura que vive feliz sin la presión de vivir de rodaje en rodaje, después de pasar el año pasado en tres proyectos distintos y no saber cuándo será el siguiente. “Podría pasarme una eternidad sin trabajar”, asegura.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS