Casa real

Sofía de Borbón, aliada y contrapunto de su hermana Leonor

La segunda hija de los Reyes de España cumple este jueves 14 años mientras se prepara para afrontar la marcha de la heredera, que se va a estudiar al extranjero

La infanta Sofía y la princesa Leonor, en octubre pasado en Oviedo.
La infanta Sofía y la princesa Leonor, en octubre pasado en Oviedo.Chema Clares / GTRES

Sofía de Borbón y Ortiz cumple este jueves 14 años. La segunda hija de los Reyes de España celebrará su aniversario en clase, con sus compañeros del colegio Nuestra Señora de los Rosales, de Madrid, y en casa, en familia, siguiendo las normas impuestas por la pandemia. Pero este año la fecha estará marcada por el tiempo de despedida en el que se encuentran la infanta Sofía y la princesa Leonor. La heredera se marcha a finales de agosto a estudiar al extranjero y eso supondrá un punto de inflexión en su relación. Las dos siempre han estado juntas y muy unidas de tal manera que, además de hermanas, son las mejores amigas ejerciendo la una para con la otra de contrapunto y aliada.

Desde su nacimiento, los Reyes han querido para sus hijas toda la privacidad posible y la vida más normal que se pudiera, pero conforme se hacen mayores aumentan sus responsabilidades institucionales y por tanto su perfil público. Incluso en sus apariciones en actos oficiales siempre han estado juntas —a excepción de la visita al Instituto Cervantes, donde la heredera acudió sola sin la compañía tampoco de sus padres—. La última, la semana pasada, cuando Leonor amadrinó el submarino Isaac Peral en Cartagena, el primer sumergible de la serie S-80 construido en el astillero de Navantia. Sofía estuvo con Leonor en todos los momentos importantes: cuando pronunció su primer discurso, cuando recibió de su padre el Rey el Toisón de Oro y siempre que le ha tocado ejercer de heredera.

Los Reyes han querido que las dos hicieran esta trayectoria juntas para que se apoyaran, aunque ahora que son adolescentes Sofía ya comprende que el papel de su hermana es diferente al suyo. Siendo más pequeñas hubo momentos en que la menor no entendía algunas diferencias. Un ejemplo fue cuando el palacio de La Zarzuela decidió, antes de que se produjera el relevo en la Corona, mostrar en una imagen oficial la línea de sucesión. Para ello se organizó una sesión de fotos en los jardines de palacio. Sofía preguntó el motivo por el que ella no salía junto a su abuelo y su padre. Entonces se decidió hacer otro posado más, una instantánea que se quedó para el álbum familiar.

Con el paso del tiempo Sofía es la mejor aliada de Leonor cuando debe afrontar un acto público en el que tiene que intervenir. Las muestras de apoyo de la menor a la mayor se han dejado ver y también las felicitaciones cuando todo ha pasado. Leonor es más reflexiva que Sofía, con un carácter más inquieto. La mayor siempre ha ejercido de protectora de la menor. Famosa es aquella frase de la princesa de Asturias siendo muy pequeña a su hermana de “cómete los guisantes que tienen mucho omega 3”.

Las dos practican varios deportes pero es Sofía la más aficionada a la actividad física. Montan a caballo en las instalaciones del palacio de La Zarzuela donde también tiene sus caballos la infanta Elena. Las hijas de los Reyes además esquían muy bien pero suelen hacerlo en estaciones del extranjero para gozar de privacidad. Sofía es más deportista que Leonor, a quien le apasiona la música, como a su abuela doña Sofía, e incluso está comenzando a tocar algún instrumento. Dieron clases de ballet durante algún tiempo pero lo dejaron. Físicamente la menor ha heredado la altura de su padre y cuando las dos hermanas están juntas se puede observar claramente que Sofía supera a Leonor. En lo que no coinciden es en gustos futbolísticos. Leonor es hincha del Atlético y Sofía del Real Madrid.

La infanta recibió su nombre como homenaje a su abuela paterna pero fue Paloma Rocasolano, la madre de doña Letizia, la madrina. Como padrino ejerció Konstantin de Bulgaria, hijo de Simeón.

Ambas hace tiempo que son conscientes del trabajo que desempeñan sus padres y el que les toca cada vez más a ellas. Las explicaciones comenzaron hace años, siendo niñas, el día en que preguntaron “¿Por qué nos hacen tantas fotos?”. Entonces, don Felipe y doña Letizia les contaron que sus abuelos eran los Reyes de España. Más difícil parece que le resultó a la reina Letizia responder a su hija mayor el día que quiso saber en qué trabajaba.

Más información

El Rey ha explicado en alguna ocasión que siempre han intentado que sus hijas estuvieran al corriente de la actualidad por lo que en su casa se habla mucho de lo que sucede en España y en el mundo. Su formación ha sido hasta ahora la misma pero, conforme se vayan haciendo más mayores, Leonor tendrá que asumir tareas diferentes, como una formación militar que no le corresponderá a Sofía. El primer cambio importante en sus vidas llegará a final de verano, cuando la heredera haga las maletas para marcharse a estudiar en Gales, donde cursará el programa de bachillerato internacional de la institución educativa Colegios del Mundo Unido, y Sofía se quede en La Zarzuela.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50