Exfutbolistas

Las inversiones de David Beckham: de los eSports al cannabis

El exfutbolista ha sabido diversificar su cartera mirando al futuro y a través de sus empresas tiene negocios deportivos e inmobiliarios

El futbolista David Beckham en una visita a Miami en febrero de 2020.
El futbolista David Beckham en una visita a Miami en febrero de 2020.Getty Images

El nombre de David Beckham es conocido en todo el mundo como el de un astro del fútbol, modelo ocasional, esposo de la ex Spice Girl y diseñadora Victoria Beckham y padre de una familia en la que todos sus miembros van alcanzando sus propias cuotas de fama. Hasta ahí su muy célebre cara pública. Pero hay una parte más privada, que se esconde bajo sus iniciales, que también dice mucho de cómo es quien fuera astro del balón.

Bajo el nombre DB Ventures se encuentra la empresa de inversiones de Beckham, con sede en Londres y de la que es propietario. Con ella ha dado salida a sus ambiciones empresariales, diversificando su cartera. Estos días se ha sabido que una de sus últimas inversiones ha sido en el mundo del cannabis. En concreto, DB Ventures ha participado en la empresa británica Cellullar Goods, tal y como ha informado Sky News. El fondo ha comprado una participación minoritaria de la compañía, que está desarrollando el uso del cannabis en productos para cuidado de la piel y para la recuperación física de deportistas.

En concreto esta empresa hace uso del cannabidiol, también conocido como CBD, el principal componente de la planta de cannabis pero que no es psicoactivo. Este componente se está haciendo cada vez más frecuente en aceites, cosmética e incluso en alimentación, puesto que tiene numerosas propiedades terapéuticas que cada vez se aplican más en productos del día a día. En el caso de Cellular Goods, la empresa crea CBD de forma sintética, no lo obtiene de la propia planta, lo que ayuda a que sea más sostenible, que no use pesticidas y a que no tenga relación con el THC, el componente del cannabis que sí genera la sensación de estar drogado.

Se espera que su inminente salida a bolsa le proporcione a la empresa más de 20 millones de libras (unos 22,7 millones de euros). Será la primera compañía de este tipo que cotice en el parqué londinense, puesto que a finales de 2020 la autoridad financiera británica permitió a las empresas que trabajaban con CBD que cotizaran siempre que sus productos tuvieran aplicaciones médicas.

Aunque la portavoz de DB Ventures no ha querido comentar la adquisición, sí lo ha hecho Alexis Abraham, el presidente de Cellular Goods, que ha afirmado en SkyNews que están emocionados por ser la primera empresa de este sector en salir a bolsa, en un momento en el que este está en pleno crecimiento en el mercado y cada vez cuentan con más avales científicos.

Beckham siempre ha sabido bien dónde poner su dinero y suele ir un paso por delante del mercado en cuanto a sus inversiones. Así, el pasado mes de julio pasó del terreno de juego real al virtual al fundar su propia compañía de eSports, llamada Guild. Con sede en Londres, invirtió en ella más de 27 millones de euros y espera que supere los 110. El equipo virtual participará en videojuegos de FIFA, Fortnite y Rocket League. Entonces el jugador afirmó: “A lo largo de mi carrera he tenido la suerte de trabajar junto a algunos de los mejores jugadores y he podido ver la pasión y dedicación que requiere rendir a ese nivel. Sé que esa determinación está presente en los atletas de eSports, y en Guild tenemos la visión de crear un nuevo estándar apoyando a esos jugadores en el futuro”.

El futbolista hizo esa inversión también a través de DB Ventures. El fondo es una de las empresas que forman parte de la mayor Beckham Brand Holdings, controlada tanto por él como por Victoria al 100%. Ese control lo lograron en 2019, después de desembolsar 50 millones de dólares (más de 44 millones de euros) el año pasado y comprarle a Simon Fuller, socio del exfutbolista y creador de las Spice Girls, el 33% de la sociedad que les faltaba.

“Para mí, la clave de cualquier colaboración o patrocinio es la autenticidad. También la estabilidad, porque todas mis colaboraciones son de largo recorrido. No me interesa entrar en proyectos y salir de ellos rápidamente”, explicaba a EL PAÍS en mayo de 2019. De hecho, en una entrevista anterior con el diario económico Financial Times, afirmó que su decisión de retirarse fue porque quería comenzar a “poseer y construir negocios”.

Estos han sido algunos de los movimientos más recientes del emporio Beckham, que también ha decidido invertir en el sector inmobiliario. Además de su apartamento de Londres, su vivienda en Los Ángeles y su gran casa en la campiña inglesa, en octubre de 2019 el matrimonio se hizo con un piso en Miami de más de 40 millones de euros, es uno de los últimos diseños de la fallecida arquitecta Zaha Hadid, primera mujer que en 2004 consiguió el premio Pritzker. La vivienda tiene mil metros cuadrados y cuatro plazas de aparcamiento, y se trata de un ático dúplex que posee una cocina con acabados de la más alta gama, además de calefacción, vídeovigilancia, seguridad privada, los últimos avances en domótica y aire acondicionado, además de un aroma que se puede personalizar en cada uno de los pisos.

Además, el exfutbolista posee jugosos contratos con firmas de bebidas, de relojes, de cosmética y, por supuesto, deportivas. Para redondear sus méritos, hace justo un año Beckham cumplió un sueño de juventud y logró hacerse con su propio equipo de fútbol, el Inter de Miami, que forma parte de la la Major League Soccer, la liga que agrupa a los equipos masculinos de EE UU y Canadá.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50