Jesé Rodríguez, fútbol y mujeres a ritmo de reguetón

En 2014 se veía ganando el Balón de Oro. Hoy, el delantero canario ha pasado por seis clubes y acaba de ser despedido del PSG. Tiene cinco hijos de tres parejas e intenta triunfar como cantante

Jesé Rodríguez y Aurah Ruiz, en la presentación del futbolista en el PSG en París en 2016.
Jesé Rodríguez y Aurah Ruiz, en la presentación del futbolista en el PSG en París en 2016.Marc Ausset Lacroix (GTRES)

A los 27 años un futbolista suele estar en el mejor momento de su carrera. Rondando esa edad los jugadores alcanzan el nivel más alto en su juego con plenitud física. Jesé Rodríguez cumplirá 28 el mes que viene y está parado. Terminó el año siendo despedido del Paris Saint Germain, el último de los seis clubes por los que ha pasado desde que hace una década comenzara a deslumbrar en la cantera del Real Madrid, dentro de una generación de la que salieron estrellas que siguen en lo más alto, como Casemiro, Morata o Lucas Vázquez . No es el caso de Jesé, que intenta hoy recuperar su maltrecha carrera entrenándose en solitario en su ciudad natal, Las Palmas de Gran Canaria. En sus redes sociales comparte vídeos de sus sesiones de preparación mostrando al mundo, y a los equipos que busquen delanteros, que está preparado para regresar a los terrenos de juego y ofrecer su potencia, regate y olfato goleador. En paralelo, alimenta otra cuenta de Instagram, la de Jay M, su alter ego, el cantante de reguetón que acaba de publicar un tema con letras sexualmente explícitas y que trata de triunfar desde hace un lustro. Más o menos desde que dijo que soñaba “con ganar el Balón de Oro en cuatro años”. Han pasado siete, y la última aparición notoria de Jesé ha sido en el reality de Telecinco La casa fuerte.

El motivo por el que el PSG rescindió el contrato de Jesé el mes pasado habría sido exclusivamente futbolístico, según recogieron los medios de la capital francesa. Jesé tenía firmada toda esta temporada, de las cinco por las que fichó en 2016 con un sueldo de cinco millones al año. El anuncio de su despido coincidió con su aparición vía telefónica en el programa La casa fuerte para mandar un mensaje de apoyo a Aurah Ruiz, su actual pareja y con la que ha vivido un culebrón de idas y venidas y enfrentamientos.

La trayectoria del canario desde su llegada a París ha ido a peor hasta llegar al ostracismo. En cuatro temporadas y media en el equipo de Neymar, ha jugado 18 partidos y ha marcado dos goles. Ha estado en otros cuatro clubes cedido. Las Palmas, Stoke City, Betis y Sporting de Portugal, pero hay un dato realmente escalofriante. Desde que se fue del Madrid en 2016 ha anotado solo siete goles, el último de ellos hace 15 meses. Cifras que prueban la decadencia de un futbolista que parecía destinado a conseguirlo todo. En diciembre de 2011, con 18 años, debutó con el primer equipo del Real Madrid. Al año siguiente consiguió la Eurocopa sub-19 como máximo anotador del torneo, y en lo personal se convirtió en padre por primera vez de su pareja, Melody Santana. Jesé pidió una prueba de paternidad ante el asombro general, que ratificó que Jesé Junior era su hijo.

Con una progresión meteórica llega Jesé a 2014. Después de anunciar que se ve como Balón de Oro, las cosas empiezan a torcerse. Su excéntrica vida personal le pasa factura, acentuada tras sufrir una grave lesión en la rodilla que le aparta ocho meses del fútbol. Aún con muletas, vive un incendio en su casa de La Finca que se origina mientras insonorizaba el sótano para convertirlo en un estudio de grabación. Uno de los obreros resulta herido de gravedad, y el futbolista, cojeando, tiene que saltar al chalé de al lado, propiedad de su compañero Arbeloa. Jesé se recupera de la lesión pero lejos de su nivel anterior. En el verano de 2016, un mes después de lanzar su primera canción como reguetonero, el PSG le ficha por 25 millones.

Desembarca en la capital de la moda junto a una nueva pareja, Aurah Ruiz, tronista de Mujeres, hombres y viceversa y ex de Kiko Rivera. Al mismo tiempo, Melody Santana anuncia en redes que ha sido madre de otro hijo de Jesé. De nuevo pide la prueba de ADN del pequeño Neyzan, y se confirma que es suyo. Al año siguiente, mientras juega cedido en Las Palmas, tiene a su tercer hijo con Aurah. El pequeño nace delicado de salud, y Ruiz acusa públicamente a Jesé de pasarse el día de fiesta y no ocuparse del pequeño Nyan. Finalmente rompen, y en el verano de 2018 empieza a salir con Janira Barm, una modelo con la que se convierte en padre por cuarta vez ese mismo año. Llega al Betis, donde mete dos goles en 14 partidos. El siguiente destino es el Sporting de Lisboa. En plena pandemia el equipo portugués rompe la cesión mientras Jesé hace lo propio con Janira Barm. Ella está embarazada. Dos meses después, Jesé vuelve con Aurah, pero aparecen rumores de infidelidad con otra tronista de Mujeres hombres y viceversa. Aurah se quita de en medio y entra en La casa fuerte en noviembre.

Pese a su reconciliación, se celebra el juicio que enfrenta a ambos por presunto acoso de Aurah al futbolista. Ella es condenada a realizar trabajos para la comunidad. Por si faltara algo, 2020 termina con Janira Barm dando a luz al quinto hijo de Jesé, una niña llamada Aylén. Sobre el futbolista se ha llegado a decir que va a entrar en el programa Supervivientes, aunque él parece decidido a volver a vestirse de corto.

El caso de Jesé ha traído de regreso la figura del jugador caótico, con tanto talento como descontrol emocional, que recuerda a mitos caídos del pasado como Maradona. Sin muchas posibilidades de volver a la élite, sigue paseando a Aurah en su Lamborghini de 250.000 euros. “Gano dinero durmiendo”, dijo una vez. Ahora lo quema entre rumores que le sitúan en Estambul. El Fenerbahçe sería el equipo donde Jesé intentaría resurgir de sus cenizas. Su último tren tendría como destino Turquía.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS