Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Real Madrid exhibe a sus reservas

Lucas, Jesé, y Casemiro, son un muestrario de la evolución de la plantilla en el último año

Real Madrid
Casemiro pugna con Matuidi durante el PSG-Real Madrid. AFP

Lucas Vázquez debutó como titular en Champions el miércoles pasado en el Parque de los Príncipes. A los 24 años este gallego de Curtis pisó el último peldaño de una trayectoria que le ha conducido por media cadena de montaje de la cantera de Valdebebas. Comenzó por el Juvenil C en 2007, continuó por el Juvenil A y culminó su formación en el Castilla que ascendió a Segunda en 2012 de la mano de Alberto Toril. Allí Vázquez desempeñó el noble papel de secundario sorpresivo. Cuando todos los rivales esperaban las ráfagas de Joselu, Morata y Jesé, las figuras de aquella promoción en la que también destacó Carvajal, él se arrancaba desde el extremo derecha y con un par de detalles de habilidad solía decidir partidos de modo inesperado. El destino le tenía reservada esa función. Después de tantos años de trabajo en la sombra, el hombre asume el rol de segunda línea con discreción y optimismo. En Malmo o en París, como en Miranda o en Alcoy. Su labor representa el oficio y la abundancia que reúne la plantilla del Madrid esta temporada.

La plantilla que maneja Rafa Benítez tiene tanta riqueza que Lucas, un excelente gregario, no figuraba ni en el proyecto de banquillo ideal. Como Cheryshev, el otro canterano repescado este verano, el plan maestro de la directiva madridista los dejaba fuera de la reserva en beneficio de una jerarquía a la que accedían Kiko Casilla, Carvajal, Pepe, Casemiro, Kovacic, Isco y Jesé. Solo la epidemia de lesiones que castiga al equipo ha posibilitado la apertura de puertas y la exhibición del poderío de la nómina que ha reunido el club. A tal punto que en el empate del miércoles (0-0) ante el PSG, un resultado que encauza la clasificación para la segunda ronda de la Champions, algunos de los protagonistas, junto con Lucas, fueron Casemiro, Isco y Jesé.

La evolución ha sido manifiesta. Hace un año Carlo Ancelotti tenía menos profesionales a su disposición y en peores condiciones, mentales y físicas. En esta época de la temporada pasada, el exentrenador madridista no podía contar con Jesé ni con Khedira, ambos convalecientes de una rotura de los ligamentos cruzados; intentaba devolver el aliento a un Illarramendi espiritualmente desafectado; y había dado por perdido a Coentrão, alejado de la disciplina deportiva por continuas e inexplicables desapariciones, impuntualidades y lesiones. El equipo se rearmaba con James y Kroos, que atravesaban un periodo de adaptación. Los futbolistas sentían el vació dejado por Alonso y Di María como una gran pérdida.

Ancelotti dirigió la transición hasta que lo echaron. Luego, las salidas de Casillas, Silva, Chicharito, Illarra y Coentrão, que entre todos costaron cerca de 100 millones de euros al club, dieron paso esta pretemporada a Casilla, Danilo, Casemiro, Kovacic, Cheryshev y Lucas, que costaron en torno a los 80 millones. El resultado, al menos de momento parece positivo. Las lesiones de Pepe, Carvajal, James, Bale, Benzema, Kovacic, Ramos y Modric han permitido medir la fuerza del grupo con éxito relativo en el último mes. A falta del juego exquisito que promete el talento existente, los resultados revelan un rasgo de solidez. Once partidos sin derrota, dos goles en contra y cuatro empates a cero dan fe de una estructura que no se ha quebrado y que permite al entrenador una serie de alternativas tácticas de las que su predecesor no disfrutó.

El panorama revela tal abundancia que Benítez incluso parece insinuar que los suplentes hacen mejor labor que algunos presuntos titulares. “Cuando cambiamos a Bale por Jesé contra el Levante controlamos más el juego”, dijo el técnico. “Hemos conseguido un equipo agresivo, incisivo, que buscó la portería contraria y que echó una mano en el mediocampo”, celebró en París. Fue un guiño a los reservas.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información