Famosos

Amelia Bono y Manuel Martos, la historia de la pareja de moda que dura 14 años

La hija del exministro José Bono y el hijo de Raphael triunfan en sus respectivas carreras, en la moda y en la música, y muestran en las redes su cómplice vida familiar

Amelia Bono y Manuel Martos en un acto en Madrid en mayo de 2019.
Amelia Bono y Manuel Martos en un acto en Madrid en mayo de 2019.Victor J Blanco / GTRES

Los flechazos existen o al menos eso cree Amelia Bono, la hija del exministro socialista José Bono, sobre su relación con Manuel Martos, hijo del cantante Raphael. Se conocieron hace 14 años y desde entonces su relación ha ido creciendo en el entorno privado pero también de cara al público, porque los divertidos vídeos que protagonizan juntos en las redes sociales y a veces acompañados por sus hijos o algún otro miembro de la familia, han dejado claro que entre ellos existe una complicidad y una conexión que ha enganchado a sus seguidores.

El lunes Amelia Bono publicó en su cuenta de Instagram, en la que tiene 317.000 seguidores, unas fotografías de su marido con las que quiso recordar el día que se conocieron. “14 años desde el día que conocí al hombre de mi vida, 14 años siendo la mujer más feliz del mundo. Te quiero”, escribió en el texto que acompañaba a la publicación. Él le contestó, “te adoro”, y ella mostró el ramo de rosas que su marido le había regalado con motivo de ese particular aniversario. Pero en esta ocasión Martos también le dedicó a su mujer unas bonitas palabras en su cuenta de Instagram: “Hace 14 años la vi bajando las escaleras del Chesterfield Café de Madrid. Se paró el mundo, el tiempo... y vi toda mi vida por delante junto a ella. Qué suerte la mía... porque 14 años después sigo dando gracias todos los días. Y sé que así será todos los días de mi vida. Te quiero con locura!!!!!!!!!”

Hace solo unas semanas Amelia Bono, que utiliza su cuenta de Instagram como escaparate de firmas de moda de las que ella misma ejerce como modelo y prescriptora, respondió a una pregunta de uno de sus seguidores sobre el momento en el que conoció a quien es su marido desde el 27 de junio de 2008: “Fue verlo y supe que era el hombre de mi vida”.

La afinidad que tienen como pareja y sus declaraciones mutuas de amor forman parte de las publicaciones que realiza Amelia Bono y uno de los motivos por los que se ha ganado la admiración de sus seguidores, que esperan con impaciencia las nuevas ideas que se les ocurren para protagonizar juntos. Ideas que suelen tener un motivo musical como fondo, quizás un guiño a la labor de productor que realiza Manuel Martos en la discográfica Universal y a su papel como parte del jurado de las últimas ediciones del programa Operación Triunfo.

Ahora que ambos han retomado sus respectivas actividades, ella como socia de su madre en varias de las franquicias de la firma Tous que gestionan, y él como productor musical, los vídeos que realizan juntos son más esporádicos, pero durante los meses de confinamiento a causa de la pandemia, la pareja se convirtió en los reyes del buen rollo familiar gracias a los vídeos que fueron colgando en Instagram.

La pareja vivió el principio de su historia de amor discretamente pero se casaron en una multitudinaria boda que se celebró en la iglesia del Hospital Tavera de Toledo y a la que asistieron muchos rostros famosos. Solo un año después tuvieron a su primer hijo, Jorge, que ahora es el primogénito de una familia numerosa a la que se han sumado otros tres hermanos, Manuel (2010), Gonzalo (2013) y Jaime (2016). Mientras Manuel Martos comparte en sus redes sociales principalmente imágenes que tiene que ver con la música –regla que rompe siempre que algún acontecimiento familiar se cuela en los que tienen que ver con su dedicación profesional– y con algunos de los cantantes a los que lleva personalmente, tales como David Bisbal, Pablo López o Manuel Carrasco, su mujer no para de demostrar que es pura energía. Cada día cuelga una publicación y sus seguidores no han parado de crecer, muy especialmente durante los meses de confinamiento en los que su marido aparcó su timidez y se lanzó a demostrar su vena humorística participando en los vídeos que publica su esposa.

Entre ellos publicaron uno en el que contestaban al unísono y con los ojos cerrados preguntas sobre su personalidad como pareja. Ahí descubrieron que Amelia es más celosa que Manuel, que él fue el que se lanzó a darle el primer beso, que es más paciente y que también es el primero en pedir perdón tras una pelea. Pero es ella la más graciosa y sociable, la que mejor cocina y la que más se enfada. Eso sí, no se pusieron de acuerdo sobre quién gana más dinero de los dos y decidieron por gestos quedarse en tablas.

Ambos son famosos desde su nacimiento por sus respectivos padres, pero han conseguido triunfar por sí mismos. El hijo de Raphael y la aristócrata Natalia Figueroa pasó de estar en segundo plano a probar suerte en la música con un grupo de rock, Mota, junto a su amigo Álvaro de Azcárate. Pero pronto decidió situarse en la parte de atrás del negocio musical y ha terminado por convertirse en uno de los directores artísticos de la discográfica Universal Music, un puesto que resultó ser su lanzadera mediática cuando se asomó tímidamente a los hogares españoles como jurado del triunfal regreso de Operación Triunfo en 2017. Amelia Bono parece que trae la espontaneidad de serie y, aunque estudió Magisterio infantil, ha encauzado su carácter sociable en el mundo de la moda. Gestiona junto a su madre, Ana Rodríguez, varias tiendas de la franquicia de joyería Tous en Madrid y Castilla-La Mancha, y también se atrevió a lanzarse a la pista como concursante del programa de TV1 Bailando con las Estrellas en 2018.

Lo más visto en...

Top 50