MasterChef Celibrity

La enfermedad de Lucía Dominguín que la ha llevado a la expulsión de ‘MasterChef Celebrity’

La hermana de Miguel Bosé, que perdió el gusto y el olfato hace seis años y que es un problema que padecen otros miembros de su familia, ha dedicado a su madre Lucia Bosé su paso por el programa

Lucia Dominguín, en 'MasterChef Celebrity'.
Lucia Dominguín, en 'MasterChef Celebrity'.

Lucía Dominguín ha sido la última en abandonar MasterChef Celebrity junto a su compañero Perico Delgado en una doble expulsión inédita en el programa de TVE. La noche del martes no fue la mejor para la hermana de Miguel Bosé, que tuvo que hacer frente a un plato que se torció desde el primer momento. “Estoy bloqueada. No puedo con esto”, decía tras romper a llorar en mitad del cocinado. Dominguín se vio sobrepasada debido a la enfermedad que padece desde hace seis años, cuando un fuerte catarro la dejó sin gusto ni olfato. La prueba de eliminación consistía en recrear un postre al que los concursantes habían tenido acceso previamente a ciegas y tenían que desarrollar dejándose guiar por el resto de los sentidos, un problema que ha supuesto para la hija de Lucia Bosé la expulsión en la quinta gala.

“Perdí el olfato hace seis años. Yo nunca he estado enferma, pero me bajaron las defensas. Lo estoy recuperando gracias a la homeopatía y la acupuntura”, aseguraba en las cocinas de MasterChef. Durante las galas anteriores, Dominguín ya había hecho referencia a su situación ya que, aunque se ha defendido bien entre los fogones, ha tenido algunas dificultades con sus platos a la hora de presentarlos ante los jueces, pues su falta de gusto le impedía corregir las imperfecciones.

Un problema de salud recurrente en la familia Dominguín Bosé, pues la mayoría de sus miembros tienen en las vías respiratorias un punto débil. La matriarca del clan, Lucia Bosé, quien falleció el pasado 23 de marzo a los 89 años, murió a causa de una infección respiratoria, y según gente del entorno de Miguel Bosé, el cantante también padece algunos problemas relacionados que derivan en el mal estado de su voz, que de unos años para acá ha sido muy acuciado. Situación que pone en peligro su regreso a los escenarios.

Pese a su expulsión, Lucía Dominguín se ha mostrado muy satisfecha de su paso por el programa culinario y ha querido dedicárselo a su madre. “Mi paso por MasterChef se lo dediqué a mi madre y ahora sigo dedicándoselo. Ha estado conmigo presente. Me ha estado protegiendo. Así que fenomenal”, aseguraba antes de abandonar las instalaciones. Fue durante el primer programa cuando la hermana de Miguel Bosé no pudo evitar las lágrimas al recordar a Lucia Bosé. “No eres la primera Bosé que ha estado aquí”, le dijo el chef y miembro del jurado Pepe Rodríguez en la presentación. “Sí, estuvo mi mamá”, respondió ella con lágrimas en los ojos. “No pudimos despedirla como merecía, pero un besazo para ella. Su recuerdo nos acompañará”, insistió Rodríguez ante una emocionada Lucía Dominguín, quien aún se recupera de la triste pérdida, que ocurrió en pleno confinamiento, lo que le impidió despedir a su madre como hubiera querido y en quien sigue pensando a diario según ha reconocido.

Separada y madre de cuatro hijos —Olfo y la fallecida Bimba Bosé, fruto de su primer matrimonio con Alejandro Salvatore; y Jara y Lucía (Palito), nacidas de su relación con Carlos Tristancho, de quien se separó en 2011—, a sus 63 años Lucía Dominguín llegó con mucha fuerza al programa estrella de TVE y con la máxima de que su familia está siempre por encima de todo. Lo ha demostrado en varias ocasiones a lo largo de su paso por el programa, animando o defendiendo a su sobrino, Nicolás Coronado, hijo de José Coronado y Paola Dominguín, y también concursante del talent de cocina ante algunas críticas del jurado. “Es mi sobrino, él todo lo hace bien”, llegó a decir en una de las pruebas. Precisamente en el programa del martes, Dominguín también nombró de pasada a su hermano Miguel, mientras limpiaba sepia: “Ay Miguel como me vea… Como me vea mi hermano limpiando la sepia así, me mata. Con lo que sabe él hacer las cosas bien yo lo estoy haciendo fatal”.

Es la única mención que ha hecho del cantante. La mayor del clan Bosé no hizo mención alguna a su hermano y la batalla judicial que mantiene con quien fue su pareja durante 26 años, Nacho Palau, sobre la demanda de doble filiación que este interpuso contra el cantante para decidir el futuro de sus cuatro hijos, nacidos todos por vientres de alquiler y cuyo juicio arrancó el pasado lunes. Desde que Bosé y Palau terminaron su relación hace dos años, el cantante separó a los hermanos al marcharse a México con Diego y Tadeo, hijos biológicos de Bosé, mientras que Palau lo hizo junto a Ivo y Telmo, sus hijos biológicos, a casa de su madre en Chelva (Valencia). Pese a la ruptura con el cantante, los hijos de Palau sí mantienen relación con su familia política y recibían la visita de vez en cuando de su abuela Lucia Bosé o veían a sus tías Paola y Lucía, quienes, a diferencia de su hermano, viven ambas muy modestamente en una casa en el interior de Valencia.

Lo más visto en...

Top 50