Gente

Las familias reales descansan en sus respectivos países en el verano del coronavirus

Los miembros de las realezas europeas cambian sus viajes paradisíacos y turísticos habituales en periodo estival por paseos en bicicleta o tranquilos baños en la playa

Mette-Marit y Haakon de Noruega, los reyes Felipe y Letizia y los duqes de Cambridge.
Mette-Marit y Haakon de Noruega, los reyes Felipe y Letizia y los duqes de Cambridge.

Para unos es algo habitual, pero para otros hacer turismo nacional es algo novedoso. La pandemia de la covid-19 ha obligado a las casas reales europeas a replantearse sus vacaciones de verano, optando la mayoría por permanecer en sus países de residencia y promocionar los encantos de sus tierras.

Isabel II y Felipe de Edimburgo

Desde que comenzó la crisis del coronavirus, Isabel II y Felipe de Edimburgo han pasado el confinamiento en el castillo de Windsor. Allí incluso se celebró la boda de Beatriz de York con Edoardo Mapelli Mozzi para que en el enlace estuviera presente la soberana. Aunque en un principio temieron no disfrutar de sus vacaciones anuales en el castillo de Balmoral, el matrimonio ya se encuentra en este enclave de Escocia. Cuando eran más jóvenes, la reina y el duque solían acudir con sus hijos: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo. Pero ahora sus acompañantes son los dos dorgis. Pero sus vacaciones son muy distintas a las de otros años por la crisis del coronavirus: su llegada se ha retrasado y no habrá fiestas ni saludo a la guardia de honor.

Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton

Muy cortas han sido las vacaciones de los duques de Cambridge. Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton han permanecido todos estos meses en Anmer Hall, una casa de principios del siglo XIX que se encuentra al este del Reino Unido, en el condado de Norfolk. Pero el matrimonio ha querido desconectar unos días con sus hijos —Jorge, Carlota y Luis de Cambridge, de siete, cinco y dos años— en las islas Sorlingas, un archipiélago situado en el mar Céltico. Concretamente la familia se ha instalado en la Dolphin House, una residencia en cuyo jardín el príncipe Guillermo posó para los fotógrafos cuando tenía solo siete años junto a sus padres, Carlos y Diana de Gales, y su hermano, Enrique de Inglaterra; todos montados en bicicletas. De hecho, los duques de Cambridge han sido vistos paseando en bicicleta por la isla de Tresco.

Federico y María de Dinamarca

Unas vacaciones repletas de actividades para compensar el confinamiento en el palacio de Fredensborg, ubicado en la isla de Selandia. Federico y María de Dinamarca han elegido la ciudad costera de Skagen para descansar una semana, donde se les ha visto bañarse, pasear a su border collie, Grace, y montar en bicicleta. Con ellos han estado sus hijos: Cristián, de 14 años, Isabel, de tres, y Vicente y Josefina, de nueve. Un poco antes de su llegada al norte del país, el príncipe heredero y su familia se hospedaron en su habitual destino de vacaciones, el palacio de Gråsten, desde donde han compartido algunas instantáneas de sus vacaciones.

Joaquín y Marie de Dinamarca

El hermano del príncipe heredero del trono danés, Joaquín de Dinamarca, no ha pasado un buen año. Primero abandonó su país para instalarse en París con el fin de trabajar como agregado de Defensa, una manera para apartarse de la familia real con la que tiene desavenencias. Después tuvo que ser intervenido de urgencia en julio a causa de un coágulo en el cerebro. Unas semanas antes del incidente se encontraba junto a su familia en Château de Cayx, un castillo en Cahors, al sur de Francia. Allí han celebrado la mayoría de edad de su segundo hijo, Félix, que al igual que el primogénito, son fruto de su primer matrimonio con la condesa Alexandra de Frederiksborg, mientras que Enrique y Atena nacieron de su relación con Marie de Dinamarca.

Guillermo y Máxima de Países Bajos

Más discretos sobre sus vacaciones son Guillermo y Máxima de Países Bajos que, como cada año, han posado para los fotógrafos antes de emprender su viaje a un rumbo desconocido. Junto a ellos han estado sus hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane, de 16, 15 y 13 años respectivamente. La mayor, la heredera al trono, fue calificada por una revista argentina de “princesa plus-size, es decir, de talla grande. El reportaje generó polémica en Argentina, país natal de la reina, por exhibir a una adolescente que no puede responder por sí misma cuando se la menciona en estos términos, y también lo hizo a escala neerlandesa.

Carlos Felipe y Sofía de Suecia

Carlos Felipe y Sofía de Suecia se han convertido en los mejores embajadores de su país. Obligados a permanecer en él por la crisis del coronavirus, el matrimonio ha optado por descubrir el territorio nórdico y compartir sus experiencias en las redes sociales. Junto a sus hijos, Alejandro y Gabriel, de cuatro y dos años respectivamente, han visitado una granja, organizado un picnic o paseado con bicicletas por un parque nacional.

Haakon y Mette Marit de Noruega

Otros que también han apostado por el turismo nacional son Haakon y Mette Marit de Noruega. Su tradicional posado veraniego ha coincido con el cumpleaños del heredero al trono, que ya tiene 47 años. En las imágenes se les ve junto a sus hijos, Ingrid Alexandra y Sverre Magnus, de 16 y 14 años respectivamente, y sus perros, Milly Kakao y Muffins Kråkebolle. La fotografía ha sido tomada en la isla de Dvergsoya, cerca de Kristiansand, al sur del país. También han tenido oportunidad de reencontrarse con los reyes de Noruega, Harald y Sonia, en su retiro de vacaciones privado de Mågerø, situado en la península de Tjøme.

Familia real griega

Tras superar la peor fase de la pandemia de la covid-19, la familia real griega ha podido finalmente reencontrarse. Lo ha hecho en la isla de Spetses, tal como ha anunciado Pablo de Grecia en su perfil de Instagram. Allí se han reunido los reyes Constantino y Ana María de Grecia, el heredero al trono, su esposa, Marie Chantal, y sus cinco hijos: Olympia, de 24 años, Constantine Alexios, de 21, Achileas Andreas, de 19, Odysseas Kimon, de 15, y Aristides Stavros, de 12. El pasado junio Constantino II alcanzó la edad de 80 años, pero solo pudo celebrarlo con el príncipe Nicolás y su esposa, Tatiana, que residen en Atenas.

La realeza española

Las hermana de Constantino de Grecia, la reina Sofía y la princesa Irene, ya están instaladas en el palacio de Marivent, junto a la primogénita de la reina emérita, la infanta Elena. Han sido vistas por las calles del centro de Palma, donde es habitual que doña Sofía recorra varios paseos realizando compras en los comercios, aunque desde que se conoció la noticia del autoexilio de Juan Carlos I, que comunicó este lunes su decisión de irse a vivir fuera de España para no empañar la labor de su hijo tras las noticias e investigaciones sobre supuestos fondos en paraísos fiscales, no han salido del palacio. A la espera están las tres de que lleguen este fin de semana don Felipe y doña Letizia y sus hijas, Leonor y Sofía. Su agenda ha sido modificada respecto a otros años por la pandemia, por lo que una serie de visitas sustituirán a la recepción que ofrecen cada año a miembros de la sociedad civil en el palacio de La Almudaina.

Lo más visto en...

Top 50