Los problemas económicos de Al Bano con una pensión de 1.470 euros

El cantante revela que sin ingresos de los conciertos solo puede mantenerse un año a la vez que acusa al gobierno italiano de no ayudar a la música

Al Bano Carrisi, en abril de 2019 en Bari (Italia).
Al Bano Carrisi, en abril de 2019 en Bari (Italia).De Giglio/Fotogramma/Ropi / ZUMAPRESS.com / Cordon Press

El cantante italiano Al Bano Carrisi ha revelado sin rodeos el daño que la pandemia de coronavirus ha causado a su economía. El músico, de 77 años, ha explicado en una entrevista con la revista italiana Diva e Donna cómo la paralización de las actuaciones que tenía previstas y de sus negocios está haciendo mella en sus cuentas. Al Bano tiene un complejo hotelero, con restaurante, viñedos y olivos en Cellino San Marco, su localidad natal, que ha estado cerrado durante los meses de confinamiento. “Sin los ingresos de los conciertos y teniendo en cuenta los gastos, solo puedo mantenerme durante un año”, ha señalado.

También ha explicado que percibe una pensión de 1.470 euros, que según sus palabras, “hasta hace poco era de 1.370 euros” y ha apuntado: “Si un día debiera vivir solo de la pensión, no lo pasaría bien”. Además ha cargado contra las instituciones por la retribución que tiene asignada: “No me lo explico, siempre he pagado mis impuestos, desde cuando trabajaba como campesino en Apulia y después en el sector metalmecánico en Milán”. También ha acusado al Gobierno de su país de olvidarse del mundo de la música ligera a la hora de destinar las ayudas para los afectados por la pandemia. “Al final siempre somos como la Cenicienta. Encuentran contribuciones para todos, menos para los que trabajan en este campo”, ha dicho Al Bano.

El cantante, que ha pasado el confinamiento en Cellino San Marco, ha lamentado también que la situación está afectando además al equipo de personas que trabajan para él, tanto en el hotel y el restaurante como en su gira de conciertos. “Cuando actúo me acompañan una veintena de personas fijas y otras tantas que se alternan. En total son al menos 50 familias que actualmente no están ganando nada”, ha señalado. Y ha añadido: “A estas personas se añaden las que trabajan en el hotel. ¿Qué sucederá en septiembre cuando comience la vendimia y la recogida de aceituna?”.

Al Bano, que en 2018 se separó de su pareja, la presentadora Loredana Lecciso, después de 18 años de relación y dos hijos en común, anunció el pasado abril que han retomado su idilio y han pasado juntos el confinamiento. Desde que el cantante hizo las paces con su exmujer Romina Power, los rumores sobre la posible reconciliación de la popular pareja del panorama musical italiano han estado siempre presentes. El dúo recuperó las actuaciones internacionales y sus apariciones en público se han vuelto habituales, también las entrevistas alabándose mutuamente o los mensajes de cariño en las redes sociales, que se unen a la evidente química entre ambos en los escenarios. Al Bano, Loredana y Romina protagonizan de forma recurrente encuentros y desencuentros en los platós de televisión.

El hecho de que Power haya pasado el confinamiento en la misma localidad que Al Bano ha contribuido a caldear el ambiente. “Loredana Lecciso y yo estamos de nuevo enamorados, nuestra historia ha vuelto a comenzar y vivimos juntos con nuestros hijos”, ha señalado recientemente el cantante. “Desde hace años, Romina y yo mantenemos solo una relación profesional. Es cierto que Romina está en Cellino, pero es solo porque vino a Italia para grabar un programa y después se quedó aquí por las reglas de la cuarentena y decidió quedarse en la casa que tiene en mi finca. Está de paso”, ha apuntado.

Más información

Lo más visto en...

Top 50