Famosos

Tamara Falcó hereda el título de marquesa de Griñón

Carlos Falcó dejó dispuesto en sus últimas voluntades que su hija llevara el título nobiliario más familiar de los que poseía

Caros Falcó, marqués de Griñón, junto a su hija Tamara.
Caros Falcó, marqués de Griñón, junto a su hija Tamara.Europa Press Reportajes / Europa Press

Tamara Falcó, de 38 años, la única hija que tuvo Carlos Falcó con Isabel Preysler, es la nueva marquesa de Griñón. El aristócrata, que murió el 20 de marzo en Madrid a causa del coronavirus, dejó dispuesto que ella fuera la heredera del título nobiliario más familiar. Manolo, su hijo mayor, se queda con el que posee el grado de Grandeza de España, que es el de marqués de Castel-Moncayo. Xandra, la segunda de sus vástagos, ya obtuvo de su abuela materna, Hilda Fernández de Córdova, el título de marquesa de Mirabel.

La nueva marquesa ha publicado tres fotos en su Instagram haciendo referencia a su nueva condición: “Gracias papi por dejarme el legado más bonito que se le puede dejar a una hija: tu amor”. En las imágenes se la ve a ella con un libro de vinos en el que aparece su padre y en otro momento reproduce el escudo de armas que le corresponde a este título nobiliario. La heredera desconocía los planes de su padre recogidos en el testamento.

Según explican fuentes conocedoras del caso a EL PAÍS, Carlos Falcó informó al Rey de España de su decisión. El fallecido marqués siempre fue muy cercano a la Casa Real. De adolescente estudió junto al rey Juan Carlos. El marquesado fue otorgado a la familia el 25 de febrero de 1862 por la reina Isabel II.

La difusión de esta noticia, que llega a través de las redes sociales de Tamara Falcó y de su revista de cabecera, ¡Hola!, indica que ya ha comenzado el proceso de testamentaria. Las fuentes consultadas señalan que el aristócrata dejó todos sus asuntos muy bien atados y no se esperan problemas entre sus herederos.

Esther Doña, su última esposa, se convierte automáticamente en marquesa viuda de Griñón. Doña permanece aún asilada en la finca madrileña de El Rincón, donde vivió con el marqués hasta que este fue trasladado hasta la Fundación Jiménez Díaz. Todo indica que la viuda dejará esta finca para instalarse en el centro de Madrid, donde Falcó poseía otra casa.

El Rincón es la propiedad más valiosa de cuantas tenía y fue tasada en 2012 en cinco millones de euros. Carlos Falcó también poseía una parte del palacio Mirabel, en Plasencia (Cáceres), propiedades en Navalmoral de la Mata (Cáceres) y la Quinta Casa de Vacas. De las fincas y de las sociedades ya tenían desde hace tiempo participación sus hijos y en especial Manolo, el primogénito, que ejerce de brillante economista en Londres y que salió al rescate de los negocios de su padre cuando hizo falta liquidez.

Tamara, en una entrevista con EL PAÍS el pasado diciembre, reveló lo unida que estaba a su padre. “Siempre he vivido con mi madre, desde que ellos se separaron. Pero mi padre siempre ha estado en los momentos importantes de mi vida”. Tamara y sus hermanos mantuvieron esa estrecha relación con su progenitor hasta el final, pese a que la familia vivió momentos de tensión cuando este decidió casarse con Esther Doña, en 2017.

La vida de la hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó cambió el día en que decidió unirse al programa de Televisión Española MasterChef Celebrity. No solo ganó el concurso, se ganó el favor de la gente. “Voy por la calle y muchas personas me paran. Eso no me pasaba antes del programa”, contó a este periódico. “Había gente que pensaba que era pija y tonta, pero me daba igual. Tantas horas de televisión permiten que se te conozca más. Creo que lo he conseguido”. Eso sí, siente pudor cuando se la compara con su madre o cuando se habla de ella como heredera de su trono en el mundo de la prensa social. “Lo de mami es imposible de conseguir. Ella tiene una fama mundial”, advierte.

El aristócrata también era padre de Aldara y Duarte, nacidos de su matrimonio con Fátima de la Cierva. Pocos días después de su muerte, sus cinco hijos enviaron un mensaje. “Desde la familia Falcó queremos dar las gracias a todas las personas que nos habéis mostrado tanto cariño y apoyo durante estas últimas semanas. En especial, nos gustaría agradecer a los médicos, sanitarios de la Fundación Jiménez Díaz y del grupo Quirón la atención y cuidados que recibió nuestro padre desde que ingresó hasta su fallecimiento”.

Tamara y sus cuatro hermanos han descrito a su padre como “una persona excepcional, que amó a su país y trabajó por él sin descanso, como agricultor, productor de vinos e importando tecnologías que modernizaron la industria nacional”. “Fue un idealista, bueno y generoso con sus hijos y amigos y estará siempre vivo en nuestra memoria”. Los hijos del marqués acompañaron esta nota con una foto de todos ellos junto a su padre.

Lo más visto en...

Top 50