Larry Ellison, el millonario fundador de Oracle que presume de lujos excéntricos

Es el quinto hombre más rico del mundo según ‘Forbes’, y un coleccionista compulsivo de objetos y propiedades lujosas: una isla en Hawái, mansiones en distintos lugares del mundo, arte o compañías aéreas

Larry Ellison, cofundador de Orable durante una presentación en San Francisco en octubre de 2018.
Larry Ellison, cofundador de Orable durante una presentación en San Francisco en octubre de 2018.Justin Sullivan / Getty Images

64.800 millones de dólares (casi 60.000 millones de euros), han convertido a Larry Ellison (75 años) en el quinto hombre más ricos del mundo según la clasificación anual que publicó el pasado 7 de abril la revista Forbes. La cantidad se escapa a la comprensión de la mayoría a la hora de calcular que se podría hacer con esa cantidad ingente de dinero, pero el hombre que está justo por delante de Amancio Ortega –propietario de Inditex y sexto en la misma clasificación– une a su fortuna y a la empresa origen de la misma, Oracle, que no tienen ningún pudor a la hora de hacer ver que es muy, muy rico.

El cofundador de esta empresa especializada en la gestión de datos y que fue su director ejecutivo entre 1977 y 2014 (ahora conserva los cargos de presidente de la junta y director de tecnología), ha sabido convertir su negocio en una plataforma de éxito al mismo tiempo que ha sabido gastar el dinero que ganaba en numerosos caprichos excéntricos y en estar rodeado de famosos y mujeres jóvenes, que le han creado fama de despilfarrador y vanidoso en exceso.

De lo que no se le puede acusar es de que alguien le haya puesto el dinero en los bolsillos sin habérselo ganado con su esfuerzo. Ellison nació en Nueva York, hijo de una madre soltera, Florence Spellman, que lo tuvo cuando solo tenía 19 años. Le entregó el niño a su hermana y su marido, Lillian Spellman Ellison y Louis Ellison, y fueron ellos quienes le criaron y le adoptaron cuando tenía solo nueve meses. Larry Ellison conoció a su madre biológica cuando él tenía 48 años y nunca supo la identidad de su padre. Vivió en un barrio humilde de Chicago y de él se dice que fue un estudiante brillante pero no demasiado centrado. Comenzó sus estudios en la Universidad de Illinois pero no se presentó a los exámenes finales del segundo curso debido a la muerte de su madre adoptiva. Después se matriculó en la Universidad de Chicago en Ciencias de la Computación, pero no se terminó de graduar y a los 20 años se trasladó definitivamente a California.

Se unió a dos de sus exjefes para un proyecto a medida y finalmente crearon Oracle en 1977 –aunque este no fue el nombre original de la empresa que pasó por dos cambios de identidad– en la que Ellison invirtió personalmente 1.400 dólares (algo más de 1.200 euros). El éxito de la idea queda patente en la fortuna de su fundador, que utiliza su dinero para dar rienda suelta a sus caprichos. Se ha casado cuatro veces y tiene dos hijos, suele ir acompañado de mujeres mucho más jóvenes que él, aparece con un rostro en el que se pueden adivinar los retoques estéticos y es un comprador imparable de artículos y propiedades de lujo. “Ellison no siente vergüenza de gastar su dinero. Colecciona mansiones, yates, aviones, coches de carrera y arte. Él compró uno de las islas más grandes de Hawái y no solo tiene una aerolínea, sino dos”, publicó en 2014 Business Insider.

Uno de los yates que ha tenido Larry Ellison, el Rising Son, en 2006 en Cannes coincidiendo con el festival de cine que se celebra en la localidad francesa.
Uno de los yates que ha tenido Larry Ellison, el Rising Son, en 2006 en Cannes coincidiendo con el festival de cine que se celebra en la localidad francesa. Jesse Grant / WireImage

En 2004, por ejemplo, mandó construir en unos astilleros de Bremen un yate, el Rising Sun, valorado en 300 millones de dólares, diseñado por Jon Bannenberg y considerado una joya por los amantes de la naútica. Entonces era uno de los yates más grandes y lujosos del mundo y se comenta que cuando se estaba construyendo rivalizaba en tamaño con el que le estaban diseñando a Paul Allen, de Apple, y que Ellison no paró de aumentar su tamaño hasta que estuvo seguro que el suyo era mayor que el de su competidor. Compartió la propiedad del barco entre 2006 y 2010 con el productor discográfico David Geffen, quien terminó por comprarlo entero en 2010.

En 2012 Larry Ellison puso su mirada en una isla de Hawái, la isla de Lanai, y adquirió el 98% de sus 364 km² de superficie y en la que ha invertido al menos medio billón de dólares. En ella existen dos importantes centros hoteleros, uno de ellos un hotel Four Seasons, pero sobre todo la ha convertido en un laboratorio de salud y bienestar basado en datos. El empresario también posee una casa de más de cuatro millones de dólares en San Francisco, un hotel cerca de Palo Alto, más de veinte casas en Malibú, un rancho en California, Rancho Mirage, de más de un millón de metros cuadrados, restaurantes, un club de golf, varias mansiones en el lago Tahoe, una mansión en Long Island y una villa en Japón que medios estadounidenses han valorado en 86 millones de dólares.

Lo que en otros propietarios de economías multimillonarias podría provocar envidia en el caso de Larry Ellison se suma a su fama de pedante y despilfarrador y no le genera demasiadas simpatías sobre todo desde que soltó hace ya varias décadas una frase que le persigue desde entonces: “No es suficiente que yo tenga éxito, todos los demás deben fallar”. En ese perseguir lo máximo, es público que Bill Gates está en su punto de mira y que uno de sus objetivos es alcanzarle y superarle en la lista de millonarios, en la que ocupa la segunda posición después de Jeff Bezos, el dueño de Amazon. En lo que no es tan activo como Gates es en idear proyectos solidarios. Algunos medios señalan que ha donado el 1% de su fortuna, pero que prefiere invertir en arte, pensar en abrir museos en algunas de sus numerosas propiedades o financiar el equipo de vela con el nombre de su empresa para competir en las regatas más famosas del mundo como la Copa América, un proyecto en el que solo en 2010 invirtió 100 millones de dólares.

SAN FRANCISCO, CA - SEPTEMBER 25:  Oracle CEO Larry Ellison con el equipo Oracle de vela que participó en la Copa América en septiembre de 2013.
SAN FRANCISCO, CA - SEPTEMBER 25: Oracle CEO Larry Ellison con el equipo Oracle de vela que participó en la Copa América en septiembre de 2013. Justin Sullivan / Getty Images

En la actualidad mantiene una relación con la modelo Nikita Kahn, 48 años más joven que él; ha invertido en Tesla y forma parte de su junta directiva; y en 2016 donó 200 millones para crear un centro de tratamiento contra el cáncer a través de la Universidad de California del Sur. Como otros muchos multimillonarios ha creado una fundación que lleva su nombre y que se centra en proyectos de salud, educación y medio ambiente.

Con motivo de la crisis provocada por el coronavirus, Larry Ellies se puso en contacto con el presidente Donald Trump para ofrecerle sus conocimientos en datos y, según una entrevista publicada por Forbes, Ellies le dijo al presidente de EE UU: " Le construiré un sistema para que los médicos y los pacientes puedan ingresar información, para que podamos saber qué está pasando”, cuenta en este medio David Agus, un médico especialista en cáncer que dirige el Instituto Lawrence J. Ellison de Medicina Transformativa de la Universidad de Sur de California. Y en una semana, gratis para las arcas, reclutó a un número no revelado de ingenieros de Oracle para trabajar con diferentes organismos estatales y crear una base de datos para los casos de coronavirus del país, que ahora mismo esta en proceso de superar los obstáculos legales para que comience a funcionar.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50