Vicky Martín Berrocal vacía su taller para fabricar batas para los sanitarios

La diseñadora entregará mil mascarillas y mil prendas protectoras al hospital Gregorio Marañón de Madrid

Vicky Martín Berrocal, en Madrid, el pasado octubre.
Vicky Martín Berrocal, en Madrid, el pasado octubre.Daniel Gonzalez (GTRES)

Un vídeo de un enfermero del hospital de Getafe, en Madrid, explicando cómo hacer mandiles con bolsas de basura fue la gota que colmó el vaso. Las imágenes que evidencian la escasez de material sanitario en hospitales y residencias de mayores durante la crisis del coronavirus estremecieron a la diseñadora Vicky Martín Berrocal, que ha decidido utilizar los cuatro talleres de su firma, Victoria, para confeccionar batas y mascarillas.

“Creo que la mejor colección que voy a hacer en mi vida es esta”, dice durante una entrevista por teléfono con EL PAÍS. Hace poco más de una semana, la empresaria dejó a un lado los vestidos de novia y de fiesta propios de la marca que inauguró en 2015 para ayudar a los sanitarios que “lo están pasando realmente mal”, sorprendida por el alto número de estos trabajadores que están infectados de Covid-19 (más de 12.000). Por el momento, Victoria ha conseguido confeccionar mil mascarillas y mil batas que irán destinadas al hospital Gregorio Marañón, en la capital. Pero esperan distribuir más en otros centros, ya que han recibido peticiones del 12 de Octubre, La Paz y residencias de mayores. “A España entera le falta material y por eso hago llamamientos constantes para que nos envíen tejido”.

Martín Berrocal, que cumple el confinamiento en su vivienda de Madrid, usa sobre todo su cuenta de Instagram, con casi 900.000 seguidores, para obtener telas y otros elementos que sirvan para confeccionar las batas y mascarillas. Algo que no resulta fácil. “Se necesita un material muy específico. Si no requiriera de un tejido impermeable y antivírico, no habría ningún problema porque recurriría a mis proveedores, que tengo muchos”, explica la empresaria, que ha contado con un patrón facilitado por su compañero de MasterChef Celebrity Juan Avellaneda. El también diseñador es un ejemplo más —como Lorenzo Caprile, Maya Hansen y Rocío Osorno, entre otros— de cómo la industria de la moda se ha volcado con los sanitarios porque, como dice Martín Berrocal, “tenemos que ayudar a los que nos ayudan”.

A la directora creativa de Victoria y sus trabajadores les mueve un sentimiento de solidaridad por su país que no aminora su ánimo a pesar del esfuerzo. Ya sea por teléfono, correo o redes sociales, la firma está recibiendo multitud de mensajes de proveedores, empresas o particulares ofreciendo ayuda. “Hay gente que te escribe: ‘Tengo en casa tres chubasqueros. ¿Dónde los puedo mandar?’ o 'Tengo un mantel de hule”, relata la diseñadora impresionada por la gran acogida de la iniciativa. Incluso Correos Express, filial del Grupo Correos, colabora con envíos gratuitos. “Al final te das cuenta de que algo que tiene este país es la solidaridad y la generosidad. Y es ahora cuando se demuestra”, asevera.

No es la única causa solidaria a la que se ha sumado la hija del empresario y ganadero José Luis Martín Berrocal en los últimos días, aunque sí en la que está más implicada. Como otros muchos famosos —Jesús Vázquez, Paula Echevarría y Silvia Abril, entre otros—, se ha unido a la campaña #YoMeCorono o #JoEmCorono para recaudar fondos para la investigación de un antiviral contra el coronavirus. Se trata de un movimiento que ha impulsado la pareja de actores conformada por Natalia Sánchez y Marc Clotet para dar apoyo a un estudio liderado por el Departamento de Salud y los investigadores de la Fundación Lucha contra el Sida, Oriol Mitjà y Bonaventura Clotet, padre del intérprete.

También la diseñadora se ha animado a cantar Color esperanza, de Diego Torres, junto a otras caras conocidas como Boris Izaguirre, Martina Klein, Carlos Baute y Macarena Gómez. La incitativa fue idea de la modelo Eugenia Silva que buscaba transmitir un mensaje de optimismo y agradecimiento en estos momentos complicados.

El periodo de confinamiento ha afectado duramente al sector textil en el que trabaja Martín Berrocal. La diseñadora tenía previsto para el 18 de marzo un desfile en la Casa de Velázquez, el primero de su firma en Madrid, que se vio obligado a cancelar. También las medidas establecidas por el gobierno han obligado a la empresaria a celebrar su cumpleaños el pasado 11 de marzo en su casa. Cumplió 47 años y lo celebró al lado de su hija Alba, de 20, fruto de su matrimonio con Manuel Díaz El Cordobés. La joven influencer ahora se encuentra en la finca sevillana de su padre.

La diseñadora y el torero se casaron en 1997 en una multitudinaria ceremonia celebrada en la iglesia del Salvador de la capital hispalense. Se divorciaron casi cuatro años después, pero mantienen una buena relación. Él volvió a contraer matrimonio en 2004 con Virginia Troconis, con la que tiene dos hijos, Manuel y Triana, de 15 y 12 años respectivamente. Por su parte, Martín Berrocal sale con el empresario portugués Joao Viegas Soares.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre elcoronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción