Lluvia solidaria de millones de las estrellas del deporte

Messi, Ramos, Nadal, Paul Gasol o Federer se han convertido en abanderados en la lucha contra la pandemia con importantes acciones y donaciones

De izquierda a derecha, Leo Messi, Rafa Nadal, Pau Gasol y Sergio Ramos.
De izquierda a derecha, Leo Messi, Rafa Nadal, Pau Gasol y Sergio Ramos.CORDON PRESS

El deporte ha parado. Desde todos los títulos en disputa del fútbol a los Juegos Olímpicos, la competición se ha detenido en seco a causa de la pandemia global del coronavirus. Ahora la victoria que persiguen en bloque clubes, aficionados y deportistas es la de la salud. Estos últimos se han quedado en casa, pero no solo están dando ejemplo al cumplir la cuarentena ante sus millones de seguidores en las redes. Conscientes de su condición de ídolos y privilegiados, muchos han querido aprovechar el tiempo libre que no suelen tener a estas alturas de la temporada para ayudar a superar la situación. No solo con acciones destinadas a recaudar fondos. También con una enorme generosidad directa traducida en millonarias donaciones. Una solidaridad que ha impulsado notablemente la colaboración desde sus casas de miles de hinchas, y que ya se ha traducido en muchas mascarillas, equipos de protección y camas de UCI para otros tantos afectados por la crisis sanitaria.

El mundo del fútbol se ha volcado de forma generalizada, empezando por su máxima institución, la FIFA. Su presidente, Gianni Infantino, anunció el pasado lunes una donación de 10 millones de euros para el fondo de respuesta al virus de la Organización Mundial de la Salud. Asimismo, aprovechó para presentar una campaña de concienciación y recaudación de fondos con 28 leyendas del deporte rey como protagonistas. Algunos retirados, como Carles Puyol, y otros en activo, como Leo Messi.

El crack argentino del Barça ha donado un millón a dos hospitales. Por un lado 500.000 euros al Clínic de Barcelona y el medio millón restante a otro centro hospitalario de su ciudad natal, Rosario. El objetivo, la compra de miles de unidades de material de protección, así como respiradores. La misma cifra y para el mismo fin ha aportado Pep Guardiola al Colegio de Médicos de Barcelona. El técnico del Manchester City también participa del proyecto de dos doctores catalanes que investigan medicamentos y una futura vacuna contra el coronavirus.

El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, no ha sido menos, aunque él ha hecho una donación conjunta con su mujer Pilar Rubio y a través de UNICEF. El sevillano es embajador mundial de esta ONG y ha contribuido con su aportación a financiar la compra de 264.571 mascarillas, mil equipos de protección (los llamados EPI), y 15.000 kits de detección de la enfermedad. Su club ha cerrado un acuerdo con la Comunidad de Madrid para una “gran donación”, en palabras de la presidenta regional Isabel Díaz Ayuso, que también agradeció una iniciativa similar a la Fundación Atlético de Madrid. Uno de los capitanes rojiblancos, Saúl Ñíguez, ha creado su propia plataforma solidaria, destinada a ayudar a autónomos y pequeños empresarios a través de un crowdfunding en el que han participado otros futbolistas como Busquets.

Fuera de España, Cristiano Ronaldo y su agente Jorge Mendes han financiado 35 plazas de Unidades de Cuidados Intensivos de hospitales de Lisboa y Oporto equipadas con todo lo necesario para atender a los afectados más graves por el Covid-19. Su compatriota José Mourinho está colaborando con un centro de mayores de Londres, ciudad en la que reside y trabaja actualmente. El sueco Zlatan Ibrahimovic, que jugó gran parte de su carrera en el norte de Italia, una de las zonas más afectadas, ha recaudado fondos para la región de la Lombardía y el Piamonte.

A nivel de clubes, el Liverpool ha donado 1,3 millones de euros a bancos de alimentos de esa ciudad inglesa, y en España, el jeque propietario del Almería ha destinado 700.000 euros para equipamiento sanitario a través de la fundación del club y del alcalde de la ciudad andaluza.

Más allá del fútbol, la acción más potente es la que encabezan Rafa Nadal y Pau Gasol. El tenista se ha aliado con su amigo y con Cruz Roja con el objetivo de recaudar 11 millones de euros. “Llevo unos días en casa pensando de qué manera puedo ayudar y después da darle muchas vueltas he llegado a la conclusión de que vosotros, todo el pueblo español, nunca nos habéis fallado a los deportistas, así que ahora no podemos fallaros a vosotros”, explicaba este jueves el manacorí en un vídeo. “Este plan involucra a todas sus áreas de actuación y es la mayor movilización de recursos, capacidades y personas de toda su historia. Es muy ambicioso”, apuntaba el jugador de baloncesto español más importante de la historia, recordando que invitan a unirse a este plan a todo el mundo del deporte.

Otra donación muy importante en el mundo del tenis ha sido la realizada por Roger Federer y su esposa Mirka. Casi un millón de euros para las familias más vulnerables de su país, Suiza.

En Estados Unidos, el baloncesto está ejerciendo el mismo liderazgo que el fútbol en Europa. Tras la suspensión de la temporada de la NBA, algunas franquicias como los Golden State Warriors o los Mavericks de Dallas han decidido sufragar los sueldos de todo el personal de sus pabellones, y una de las mayores estrellas de la liga, Stephen Curry, ha puesto en marcha una colecta para dar de comer a 18.000 niños en Oakland, la ciudad californiana en la que juega.

El nueve veces campeón del mundo de motociclismo, italiano Valentino Rossi, ha costeado 20 equipos con respiradores para atender a los pacientes más graves de un hospital de una de las zonas más afectadas del país transalpino. Una ola solidaria que va más allá de las caras más reconocibles.

La jugadora del Betis Féminas Ana Romero, licenciada en Medicina, se ofreció a colaborar con el personal sanitario de Sevilla, y el portero del Burgos a hacerle la compra a sus vecinos mayores. Cualquier iniciativa suma en un partido con un único rival.

Más información

Lo más visto en...

Top 50